El hombre agarró al perro de las patas y le estrelló la cabeza contra el piso luego que perdiera una carrera en la que había apostado por él. El horrible episodio ocurrió el domingo pasado, 3 de diciembre, en la provincia de Hebei, al norte de China.

 

Tras asesinarlo, el hombre caminó hacia la cámara y aseguró “escuchen, dueños de perros, si no resulta bueno, ¡cómanlo!“.