En vísperas de recibir el Año Nuevo, el británico Gavin Best se propuso captar el bello paisaje de la localidad de Belfast, en Irlanda del Norte, publica el diario Mirror, pero retrató algo más que desconcertó a todos en las redes sociales.

 

Al ver las imágenes en su teléfono, al principio Best no notó nada raro. Sin embargo, cuando volvió a verlas días después en su computadora, observó algo que le llamó la atención.

 

Tras hacer zoom, se dio cuenta de que había captado el momento exacto en que alguien dio un gran salto. La pintoresca historia fue compartida a través de la red social Twitter.

 

 

 

“Pensé que era una enorme coincidencia haber captado ese momento exacto. Cuando tomé la fotografía ni siquiera me había dado cuenta de que había alguien ahí. Por pura casualidad el momento fue perfecto y creó un plano divertido”, comentó Best a través de su cuenta de Twitter. De inmediato la historia se viralizó en las red social.