Un afroamericano transmitió en directo a través de las redes sociales la escena que le costó la vida cuando policías abrieron fuego contra él durante una confrontación, mientras su esposa miraba impotente la transmisión en casa. El incidente que terminó con su vida ocurrió en una autopista de Tennesse, a donde la víctima había llegado para visitar a su madre.  

 

Rodney James Hess, de 36 años, transmitía en su cuenta de Facebook Live extraños movimientos y en un momento estaciona su coche horizontalmente, de forma que bloqueaba el tráfico en todo un carril.

 

Según la Oficina de Investigaciones de Tennessee, Hess actuó de manera impredecible e intentó golpear con su vehículo a los oficiales al menos dos veces. 

 

La esposa de Hess afirmó que el fallecido padecía una enfermedad mental, y que su pedido a los agentes de hablar con los superiores era una señal de que estaba pidiendo ayuda. 

 

Finalmente el hombre murió en un helicóptero mientras era trasladado al hospital. Los miembros de la familia de la víctima publicaron posteriormente un video confirmando que las imágenes transmitidas en vivo por Hess eran "muy reales".