El pasado domingo un campo de golf del condado de Charlotte (Florida, EE.UU.) se convirtió en una pasarela por la que 'desfiló' más de una decena de caimanes bebés, acompañados por su madre. Según los cálculos de Sharon Whiting, quien consiguió grabar la escena, por el campo se desplazaron 16 crías.

 

Whiting empezó a observar a esta familia desde cuando la madre caimán dio a luz en febrero y sostiene que la mudanza se debió a que el estanque donde habitaban se secó. El camino hacia el nuevo hogar, con más agua, les llevó todo el día, comentó la testigo a FOX 13.