En pleno recital de la mítica banda PEZ en Río Gallegos, Santa Cruz, un funcionario de Cambiemos subió al escenario a cantar una canción. Sin embargo, lo que llamó la atención es que el director de Cultura de esta localidad, Julián Barabino, se encontraba en un claro estado de ebriedad.

 

La banda, integrada por Ariel Minimal, Gustavo García, Franco Salvador y Juan Ravioli, no comprendía lo que pasaba y pensaron que era un espectador más del público. Claramente la noticia pasó por el bochornoso episodio que protagonizó Barabino, que responde a Roberto Giubetich, intendente de Río Gallegos por la UCR e integrante de la alianza Cambiemos.

 

"Ocurrió que cuando estaban tocando el titular de la cartera de cultura local se subió al escenario y agarró el micrófono frente a la mirada atónita de los músicos. Se intentó persuadirlo e incluso gente del staff trató de bajarlo, pero fue imposible. Balbuceó unas palabras e hizo un intento por cantar, pero solo logró causar malestar de los presentes, la risa de los músicos y el pedido 'bajate, che'. Asimismo, el propio cantante y guitarrista de Pez lanzó: 'Esto no es producto de la marihuana...esto es producto del alcohol'", relata la crónica de Tiempo Sur.

 

Fuente: MDZ