Katie Whiddon, una bloguera estadounidense, compartió en Instagram un video en el que se ve a uno de sus hijos, que nació sin extremidades, consolando a otro que llora mientras le alcanza su chupete.