Ya han pasado dos meses desde que Ruth Scully vivió la peor pesadilla para cualquier padre. Ahora, está compartiendo su historia en Facebook con la esperanza de que pueda contribuir a un cambio.

 

El 4 de febrero de 2017, su hijo Nolan perdió la batalla contra el rabdomiosarcoma, un tipo raro de cáncer que afecta a los tejidos blandos. En un homenaje a su hijo, Scully compartió un collage de fotos en Facebook que muestra la dura realidad del cáncer infantil.

 

 

Explica que durante su lucha, Nolan, de 4 años, se negaba a salir de su lado, e incluso se tumbaba en el suelo del baño cuando ella se duchaba.

 

La primera imagen muestra a Nolan tumbado sobre una alfombra de baño. Fue tomada antes de partir hacia el hospital para iniciar un régimen de quimioterapia agresiva. La segunda fotografía, tomada dos meses después de su muerte, muestra la misma alfombra de baño, esta vez sin Nolan.

 

"Ahora yo soy quien tiene miedo a la ducha", escribió Scully en su post. "Con nada más que una alfombra vacía donde una vez un hermoso y perfecto niño pequeño esperando tumbado a su mamá". Desde la publicación de la foto el 4 de abril, la historia de Nolan se ha compartido más de 620.000 veces.

 

"Cualquier padre ha visto a sus hijos tirados en el suelo en algún momento. Creo que esa es la razón por la que la imagen llegó a tanta gente, porque es real", dijo Scully a CNN. Le llevó dos meses estar lista para escribir el post, pero ella sentía que se lo debía a todos los que habían seguido la historia de Nolan.

 

"Sentía que Nolan hubiera querido hablar con sus amigos y decirles lo que pasó", dijo Scully.
La publicación recibió una ola de apoyo, con 147.000 personas comentando sus propias historias de niños valientes que luchaban como Nolan lo hizo.

 

Al recordar a su hijo, ella lo describió como protector, siempre ayudando a los que le rodeaban. Incluso cuando estaba enfermo en el hospital, salía de su habitación para ir y reconfortar a otros niños que tenían miedo o estaban llorando.

 

Ahora, su historia está ayudando a los padres de todo el mundo a asumir sus problemas.
"Tal vez este era el propósito de Nolan, a lo mejor todavía está ayudando a la gente incluso después de su muerte", dijo Scully.