La romántica idea de este joven de proponer matrimonio a su pareja en el parque Cunningham Falls en Maryland (EE.UU.) terminó en un total fracaso. Cuando quería poner el anillo de matrimonio en el dedo de su novia, este se cayó al agua y no pudieron recuperarlo. Esperamos que el futuro de estos novios no esté afectado por este lamentable incidente. Una cosa es cierta: ese día lo van a recordar toda su vida.

 

Fuente: RT