La cámara de seguridad de un local en Kalamazoo, Míchigan, Estados Unidos, captó el robo fallido de un ladrón que dejó su pistola sobre el mostrador, sin tener en cuenta que el empleado podría tomarla.

 

En las imágenes, captadas por una cámara de seguridad de la tienda, se puede ver como el hombre suelta su arma para agarrar la mayor cantidad de dinero posible, momento en que el cajero aprovecha la oportunidad para desarmarlo.

 

Finalmente, el delincuente se vio obligado a escapar, dejando el dinero desparramado por todas partes.