La segunda edición de Argentina Baila -el reality de folclore donde compiten representantes de todo el país- tiene embajador sanjuanino: Diego Infante, bailarín que dejó el ballet provincial de Salta, donde se desempeñaba, para afrontar este desafío que reúne a 50 finalistas de todo el país y que se verá desde el 26 de agosto a las 22 hs por la Televisión Pública. Cientos de solistas y duplas aspiraron a este concurso federal que se lleva a cabo en Tecnópolis con dirección artística de Ricky Pashkus, y que el año pasado contó con la pareja de baile local conformada por Javier Conejero y Gonzalo Burgoa, quienes no llegaron a la instancia decisiva.

 


"Estaba buscando hace tiempo avanzar en mi carrera y justo se presentó este casting y me animé. Necesitaba una nueva meta y llegó esta gran oportunidad", comentó a DIARIO DE CUYO Diego, quien en la audición bailó la zamba "De mi madre", en versión de Raly Barrionuevo y como danza estilizada. "Voy a ser un participante más durante dos semanas hasta la primera eliminación y ahí veremos", explicó sobre el programa que busca al mejor solista y a la mejor pareja de folclore. "Realmente estoy ansioso por estudiar, aprender y crecer con las clases de perfeccionamiento y también conocer maestros y colegas, que siempre es fructífero", acotó el artista, quien se explayó sobre su presente.


"Hasta hace unos días formaba parte del Ballet Clásico de Salta. Renuncié como última opción porque la nueva dirección prohibió el uso de licencias a falta de integrantes. Pero sentía que estaba estancado, que había cumplido un ciclo y me habían denegado mis pedidos de licencia; y con el apoyo de todos mis seres queridos renuncié. Estoy muy feliz porque Argentina Baila es mi nuevo proyecto y cualquiera fuese el resultado, será un experiencia enriquecedora y después seguiré buscando oportunidades nuevas".