Thalía y Arturo Peniche rompieron el rating en México con María Mercedes, la primera telenovela de la trilogía de "Las Marías". La trama giraba en torno a la historia de una chica pobre que mantiene a su familia, ya que su padre está perdido en el vicio del alcohol.

 

La cantante vendía billetes de lotería en los semáforos para llevar "la lana" a su casa y poder darle de comer a sus hermanos. Su suerte cambió cuando conoció a un multimillonario moribundo que le ofreció casamiento para dejarle la herencia. Aunque accede al matrimonio, su corazón le pertenece a Jorge Luis Del Olmo Morantes, primo de su esposo.

 

Con el correr de los capítulos Thalía logró acaparar la atención del amor de su vida, y por supuesto, los besos fueron los grandes protagonistas del romance. Y ahora, a 26 años del éxito, Peniche contó por qué le daba "asco" besar a su compañera.

 

El actor reveló que la mexicana tenía muy mal aliento, aunque no por algún problema de salud. A la intérprete le encantaban las comidas picantes y siempre caía al set de grabación con un olor bastante fuerte.

 

"A ella le gustaba mucho irse a comer a un restaurante de mariscos que está al lado de Televisa, entonces llegaba con un olor terrible a ajo", dijo en diálogo con Suelta la sopa.

 

Para vengarse, le pidió ayuda a un utilero de la productora. "Llegó Thalía diciendo que se había lavado los dientes y que ya no me quejara más. Yo fui y me comí una cebolla morada y le tiré el aliento. Lloré del asco, pero fue muy gracioso.

 

Fuente: TN