Definitivamente, este no fue un buen año para Cinthia Fernández. Tras su separación de Martín Baclini, la vedette enfrenta una medida judicial que ordena el embargo de parte de su sueldo del Bailando 2019, fruto del conflicto que mantiene desde hace años con el humorista Tristán Díaz Ocampo.

“El juicio está hace años con sentencia pero nunca me llegó la notificación. Es por lo que yo dije de él, pero no por lo que él me hizo. Es tan difícil de probar... yo tuve testigos que se dieron vuelta por miedo a perder su trabajo”, arrancó la panelista de Los ángeles de la mañana con respecto a la causa.

El conflicto entre la vedette y el humorista se remonta al año 2007, cuando compartían escenario en la obra Más loca que una vaca. "En ese momento la figura era él y yo una piba que recién empezaba. Esto pasa todo el tiempo. Está lleno de tipos que te dicen: 'Si no te acostás conmigo, seguí tu viaje'. Es moneda corriente", siguió la actriz.

Tiempo después, Cinthia juntó coraje y acusó a Tristán por acoso y maltrato, y él le respondió con una denuncia en la Justicia por calumnias e injurias. No fue la única. El año pasado, Rita Pauls denunció al humorista por acoso mientras filmaban Historia de un Clan.

Ahora, la Justicia falló a favor del actor y la panelista tiene que pagarle -según consta en la notificación- una suma de 156 mil pesos, más 45 mil por intereses y costas.

"Me embargaron una parte del sueldo que percibo por mi participación en el Bailando. Ese sueldo es mi única entrada y tengo tres hijas (...) Siempre que estoy trabajando fuerte, él busca ver de dónde puede sacarme", detalló Fernández, quien además confirmó que va a apelar la medida.