Un  informe de Bendita TV que daba cuenta de la evidente incomodidad y distracción de Alberto Cormillot durante las últimas ediciones de Cuestión de Peso sirvió como punto de partida para una inesperada catarsis del médico.

 

"¿Qué le pasa a Cormillot?", titulaba el segmento televisivo. Y el mismo doctor se encargó de responder vía Twitter. "No estoy distraido. Me aburre el programa, su contenido y publicidades no tienen que ver con la idea original", lanzó inesperadamente.

 

 

"No me interesan las discusiones bizarras que se arman. De salud ni se habla", agregó antes de sugerir que su voluntad es abandonar lo antes posible Cuestión de Peso, actualmente conducido por Fabián Doman. 

 

 

 

"Estoy viendo como terminar pronto. Es una vergüenza por la que pido disculpas al público y a los que padecen sobrepeso", se lamentó Cormillot quien también pidió perdón a "colegas, autoridades de salud, sociedades y organizaciones científicas relacionadas con el tema".