Los premios Grammy, los más importantes de la industria musical de Estados Unidos, regresan hoy a Nueva York (tras pasar los últimos 15 años en Los Ángeles, adonde volverán en 2019) para celebrar una 60ma edición marcada por la diversidad de sus nominados y la concientización contra el acoso sexual. Pero si hay un condimento jugoso para los latinos y el mercado de habla hispana es el tablero que puede patear "Despacito". Los boricuas Daddy Yankee y Luis Fonsi (foto) son favoritos en la categoría de grabación, por este éxito del que participó Justin Bieber.

 

Además fueron nominados a la mejor actuación pop en grupo y a la mejor canción, con lo que pueden hacer historia si se erige como canción y grabación del año. Es que el último tema de habla no inglesa en hacerlo fue "Nel Blu Di Pinto Di Blu (Volare)", de Domenico Modugno, en italiano, que ganó en 1959. Y sería, además, el primer triunfo para un tema predominantemente en español. Difícil que la industria cierre los ojos a una canción que arrasó en todo el mundo: se convirtió en el video más reproducido en la historia de Youtube, es la primera canción en español en alcanzar el número 1 de la lista Hot 100 de Billboard en Estados Unidos desde "Macarena" (de Los del Río, en 1996) y es el tema más reproducido en la historia a través de las plataformas de streaming (emisión en línea).


Otros que parten como favoritos son los raperos Jay-Z y Kendrick Lamar, candidatos en ocho y siete categorías, respectivamente, incluidas las de mejor álbum -rubro donde, por primera vez desde 1999, no hay hombres blancos candidatos- y mejor grabación, categorías codiciadas a las que optan también Bruno Mars (6 nominaciones) y Childish Gambino (5). El estilo R&B-pop de Mars en su álbum "24K Magic" lidera las apuestas, aunque despierta expectación la nueva incursión del hip-hop en el ámbito "mainstream", con "4:44", de Jay-Z, y "Damn.", de Lamar, rivalizando para intentar darle ese premio a su género musical por primera vez en 14 años. La cantante neozelandesa Lorde completa el elenco de aspirantes al disco del año con "Melodrama". 


La presencia de mujeres en las principales categorías es baja, aunque destaca entre los nuevos artistas -Alessia Cara, Julia Michaels y SZA, junto a Khalid y Lil Uzi Vert- y gana contundencia en la mejor actuación individual de pop, a la que concurren Kelly Clarkson, Kesha, Lady Gaga y Pink, frente a Ed Sheeran.


Criticados en el pasado por su falta de diversidad, los Grammy 2018 -donde latinos y negros están en primera fila- parecen hacer escuchado la frase "Stay woke!" (¡Despierta!) que Childish Gambino ha popularizado en los últimos meses con su grabación "Redbone", incluida en el álbum "Awaken, my love!", ambas candidatas a sendos gramófonos. Y emparentada con esa línea, muchos artistas mostrarán esta noche su concientización a favor de la igualdad de género y contra el acoso sexual llevando una rosa blanca en apoyo al movimiento "Time's Up", surgido en respuesta a los escándalos que han sacudido Hollywood (y que en los recientes Globos de Oro al cine se manifestó a través de atuendos negros).


La gala, presentada por el humorista James Corden, contará con estrellas del entretenimiento para la entrega de cada premio, entre ellas los cantantes Tony Bennett, Alicia Keys, John Legend y Nick Jonas o las actrices Katie Holmes y Anna Kendrick. En el escenario también actuarán una treintena de artistas de lujo, muchos de ellos nominados, como Childish Gambino, Daddy Yankee y Luis Fonsi, Kendrick Lamar, SZA, DJ Khaled, Sting, U2 y Emmylou Harris, quien recibirá un homenaje a su carrera junto a Queen, Tina Turner y Neil Diamond, un ídolo que días atrás anunció su retiro de los escenarios, tras ser diagnosticado con Mal de Parkinson. (EFE, RPP, Internet)



Por TV e internet

 


Los Grammy podrán seguirse en vivo por internet, a través de www.latingrammy.com/es/live Por TV a través del TNT (y en línea por su portal web TNT GO) desde las 21,30. Además, la alfombra roja podrá verse por E! Entertainment.