Invitado al programa nocturno de Mirtha Legrand, el diputado Facundo Moyano mostró su peor cara. Su rosto se transformó cuando la conductora le consultó por su relación con Susana Giménez y, para aumentar la apuesta, puso al aire un video de la diva de los teléfonos hablando del hijo del gremialista, quien terminó confesando que había arreglado con la producción no hablar sobre el tema.  

 

"¿Te molesta, Facundo?", le preguntó Chiquita luego de pasar al aire el video en el que Su hablaba de su vínculo con el legislador del Frente Renovador, con quien suele encontrarse a cenar. "No, la verdad que no", respondió el marplatense. Y no convenció a nadie. "Pero sos amigo de una de las mujeres más importantes de la Argentina", insistió Legrand.

 

"Para mí es un privilegio tener la posibilidad de sentarme con Susana por todo lo que representa y por todo lo que es -trató de escaparse el invitado-. Pero la verdad que no tengo mucho para agregar…". "Entonces no agregues…". "Ya está: lo dijo ella, lo dije yo. Y me parece que hay temas tan importantes que tienen que ver justamente con el rol que tengo como político", aclaró Moyano. "Pero al público sabés cómo le interesa, querido, además de tu rol como diputado, ¿no?", argumentó Mirtha, mientras la incomodidad iba creciendo.

 

"Entiendo que le interesa; es natural por lo que representa Susana. Pero no me veo hablando de ese tema porque no hay nada que agregar". "Con decir 'Soy muy amigo…'", tiró un salvavidas la señora. "¡Es que ya lo dije veinte veces! -se ofuscó el diputado-. Y usted sabe mejor que yo, porque conoce el medio, que se dicen cosas que no son. Y si uno sale a contestar entra en ese sistema, y es peor. Entonces hay que dejar que hablen".

 

La Chiqui no se iba a quedar callada. ¡Y clavó la estocada! "Hacés una convocatoria de tu gremio, del peaje, y la tenés como invitada de honor. Entonces, vos estás provocando", dijo la conductora. "Yo no provoco nada. No tengo que esconder, ni nada que explicar. Tengo un montón de amistades; la diferencia es que acá es Susana", se defendió Facundo. "A mí no me invitaste…", agregó Mirtha, buscando salir del entuerto con una broma.

 

"Yo quiero que él se sienta cómodo y feliz", le dijo la diva al resto de los invitados, quizás creyendo que el tema concluiría ahí. "Igual, me dijeron (en la producción del programa) que no me iban a preguntar…", advirtió Moyano. "¿Eso te dijeron…?". "Dijeron que no íbamos a hablar del tema". "¿Te traicioné? Pero querido, hay que tomarlo con humor… Vas a todos los programas y te preguntan. Bueno, ya está. Lo damos por terminado", cerró Legrand.

 

La conversación se dirigió entonces a otro de los invitados, pero segundos después La Chiqui volvió al ruedo con el legislador. "Facundito, ¿te quedaste mal?", lo consultó. "No, no, para nada", respondió Moyano, y respiró al poder hablar de otro temas más banales.