Canchero, siempre muy pendiente de su imagen, desde que hizo su debut como galancito en la serie adolescente Patito Feo, Lucas Velazco creció en popularidad y después de su intervención en Educando a Nina, hoy, explota otro costado de su profesión, el de cantante de cumbia pop con el que se presentará hoy en San Juan, en el complejo Ink (Lib. y Ameghino) -ver aparte-.

Por casualidad o destino, el muchacho tiene los mismos gustos que el actor Matías Alé y como muestra sobra un botón: primero, salió con la bailarina Silvina Escudero; y, ahora, se encuentra con María del Mar del Cuello Molar, quien logró hacer pasar por el altar a "Mati" aunque el matrimonio duró un suspiro.

El dato 

Lucas interpretará algunas de sus cumbias, sin su banda; y hará juegos con la platea desde el escenario de Ink (Libertador y Ameghino), desde las 2,30. El precio de la entrada es hasta la 1.30 free, luego $100.

 

Sin su banda Arturitos, Lucas hará presencia en el boliche donde interpretará algunos de sus temas más conocidos sobre pista, como Derecho a roce. Antes de su actuación dialogó con DIARIO DE CUYO respecto a su proyecto musical y su corazón que lo lleva tras los pasos de su colega, si bien prefirió no explayarse en ese aspecto.

- ¿Te inclinaste hacia la música? ¿Fue a partir del éxito de Educando a Nina?

- La banda la hice antes, desde el principio de Educando..., aparte que allá hacíamos cuarteto y en los escenarios hacemos cumbia, pero varios músicos míos estuvieron en la tira.

- ¿Creés que la TV te ayudó a impulsar esta faceta?

- Es útil el empujón, obvio. El éxito de Educando a Nina me sirvió. 
- ¿Y las presencias en boliches son útiles para mantener la vigencia?

- Me divierten y me gustan. Me hace muy bien que la gente se entretenga y me ayuda a poder hacer difusión de mi trabajo, de mi banda...

- En lo actoral, arrancaste como galán...

- Sí, sí. En Patito Feo en 2008, después vino Graduados, Vecinos en Guerra, Camino al amor, Combate, así es que ya es más largo el trayecto. Ahora, me llamaron de Polka para hacer algo que no puedo decir de qué se trata todavía, seguramente empezaremos en abril.

- ¿El rol de galán produce presión?

- No. Uno hace de galán pero, en la mayoría de las veces, hago papeles graciosos. No de "galán galán".

- ¿Vendrías a interpretar más a un antigalán?

- Algo así. 

- ¿Y, ahora, cantante?

- Aquí soy más nuevo, incursioné hace apenas un año con clases de canto y guitarra y me estoy perfeccionando con dos profes, para estar a la altura.

- ¿Hay un disco proyectado?

- Estamos en eso. Ahora en 15 días sacamos un tema con un videoclip en Youtube con imágenes en la costa atlántica que no es común y corriente y lo presentaremos el 11 de febrero en el programa Combate que va por Canal 9.

- ¿Cómo se titula? 

- ¿Podés creer que lo estamos buscando todavía? Estamos pensando en hacer un concurso para que la gente nos ayude a través de las redes sociales. 

- En Borrón y cuenta nueva, canción que sacaste el año pasado, hablás de celos enfermizos y arranques de locura sin razón. ¿Es verdad que estaba dedicada a Silvina Escudero? 
- No.

- En algunos medios reconociste que sí era sobre ella...

- Nunca dije que sí, sino que se trataba sobre amigos míos e historias en general. Lo aclaré en mi cuenta de Twitter. 
- ¿Cuánto tiempo saliste con Silvina?

- No hablo de mis ex.

- ¿No podés negar que estuviste con ella y ahora con María del Mar?

- Estoy con María, estamos tratando de vivir el momento, el día a día. Estamos en un lindo momento, porque siempre una pareja dice "queremos casarnos y tener hijos", y después no pasa, ojalá se dé. Somos jóvenes, yo tengo 24 y ella acaba de cumplir 25.

- ¿La conocías de antes?

- No la conocía, la había visto sí. Le hablé por Facebook, empezamos a pegar onda, la invité a cenar y a partir de ese día no nos separamos ya hace casi 6 meses. Y en mi clip anterior Bipolar salió haciendo de dj', pero yo le estoy escribiendo un tema para ella, para que lo protagonice.

- ¿Es celosa de tus relaciones pasadas?
- No

- ¿Y vos?

- Cero. Ni hablamos de eso. Estuvimos en Punta del Este, pasamos juntos el Año Nuevo, luego fuimos a Buenos Aires por laburo y después a Córdoba.

A la familia ya la conocía desde antes de Navidad, me caen muy bien y creo que les caigo bien, ella dice que sí, espero que no me mienta (risas).

- Tanto Silvina como María vivieron una fuerte historia de amor con Matías Alé. ¿Seguís los pasos de él?

- Nunca respondo eso. 

- ¿Es el destino?

- Nunca me fijo en eso. Ni idea.

- ¿Pero nunca relacionaste a ellas con Alé? 

- Lamentablemente eso se sabe, pero no me interesa. El mundo es chico.