A partir de la charla de dos primos sobre sus vivencias en la tierra de sus ancestros, Líbano, se disparan una serie de recuerdos que van pintando a ese país y a sus habitantes, y que reflejan -o al menos es la intención- "ese no sé qué tan único y especial que los caracteriza", atravesado por la nostalgia y también el humor. En líneas generales, de eso va "Ana Lebnani", o dicho en criollo, "Soy libanés", el espectáculo que por primera vez llega a San Juan de la mano de la compañía rosarina Firqat Al Arz -una de las más prestigiosas de Argentina, comandada por Juan Saba-, que se presentará el próximo sábado en el Teatro del Bicentenario, en el marco de las celebraciones por los 100 años del Club Sirio Libanés de la provincia (ver aparte).


"En principio Ana Lebnani se escribió pensando en el libanés, pero luego la abrimos para cualquier persona, porque en este país la mayoría somos descendientes, sea o no de libaneses, así que en general se van a sentir identificados con aquel abuelo o bisabuelo que vino y tuvo que vivir ese desarraigo. Cualquiera va a poder empatizar con lo que contamos", explicó a DIARIO DE CUYO la directora del show, Nadia Höhn. "Y en particular sí, la idea es destacar todas esas cosas que nos enamoran del Líbano, pero también aquellas otras que no esperamos encontrarnos, cosas que te pueden sorprender en el viaje, por ejemplo. Así que los que conocen el país se van a sentir identificados y los que no, también", agregó la directora, para quien significó un verdadero desafío montar esta pieza argumental, donde las actuaciones suman a la hora de narrar, pero que sigue teniendo como fuerte las danzas, esencialmente el "dabke" o folclore libanés.

"Hay varios estilos, varios ritmos; de hecho esa fue nuestra primer idea, mostrar algo desde lo más tradicional hasta lo más moderno, es muy variado lo que van a ver; pasando por las distintas facetas de la danza", agregó Höhn sobre esta obra que subirá a escena a 50 artistas, entre los bailarines estables de la compañía y artistas invitados.


Firqat Al Arz -que significa Ballet del cedro y alude al árbol nacional del Líbano- se creó en 1999. Días atrás cerró el "Festival Buenos Aires celebra Líbano" y el 15 de diciembre festejará sus dos décadas de vida. Si bien tiene un programa de formación y la mayoría de sus integrantes -no todos de la colectividad- han crecido en cuanto a conocimientos en sus clases, los directivos resaltan la transmisión natural de las formas básicas, de generación en generación. 


"Yo diría que muchos han empezado a bailar de chiquitos, de sus familias, casi sin darse cuenta. Estas danzas son tan mágicas que las aprendés sin darte cuenta y cuando menos lo pensás, ya estás bailando", acotó Nadia sobre estos ritmos que, comentó, todo el pueblo libanés practica, sin importar edad, sexo o posición social. "Cualquier celebración es una oportunidad para armar una ronda de dabke, tiene pasos muy básicos y eso hace que la danza sea tan popular. Además es un pueblo muy unido y eso lo representa el hecho de bailar tomados de las manos... creo que el dabke representa fielmente a la cultura libanesa", agregó la directora, que a la hora de hablar de la compañía, prefiere usar la palabra folclore, "porque nos referimos a todo lo que hace a las tradiciones en general del pueblo y tratamos de llevarlas a la danza".


Desde su nacimiento, la compañía ha crecido a pasos agigantados, trascendiendo los límites de su Santa Fe natal. Arrancó como un ballet amateur que aprendía mediante VHS's en épocas donde no había internet. "Era ir recopilando datos de una manera casi artesanal, trabajo de hormiga", cuentan. Poco a poco empezaron a viajar, a sumar gente, a invitar profesores y fueron subiendo su propia vara. "Por ahí llegamos a cosas que nos damos cuenta cuando ya las logramos, es hermoso y apasionante", calificó Nadia, quien reconoció como el gran despegue aquel certamen de 2017 que los consagró campeones mundiales en el Líbano, por sobre otros grupos internacionales de la diáspora libanesa. "Ah, bueno, vamos por buen camino", se dijeron; pero lejos de dormirse en los laureles, redoblaron la apuesta. "Estamos orgullosos de lo que hacemos. Y día a día nos esmeramos por hacer un trabajo prolijo y respetuoso y apasionado", concluyeron. 

DATO

Ana Lebnani . A cargo del Ballet Folclórico Libanés Firqat Al Arz. Sábado 30/11, 21.30 hs, Teatro del Bicentenario (España y Santa Fe). Entradas: $200, $300, $400, $600.