A casi 50 años de su formación y tras el éxito conseguido en 2013 con “Now What?!”, Deep Purple regresa con nuevo disco, se trata de “inFinite”. En esta oportunidad Deep Purple volvió a reclutar al productor Bob Ezrin quien ya como un integrante más de la banda.“inFinite” es el vigésimo álbum de estudio de Deep Purple, un disco más pesado y expansivo que su predecesor, pero no tan consistente.

 


El disco abre con "Time For Bedlam", el track comienza un tanto flojo pero luego nos lleva a recordar los mejores años de la banda con una muy buena letra de Gillan para luego darle paso a "Hip Boots". En temas como "All I Got Is You" y "The Surprising", le recuerdan al oyente que se trata de la misma banda que hizo "Child In Time" (1970) y "When A Blind Man Cries" (1972).

 

 

"The Surprising" es más prog combinando una power ballad con metal, incluye una muy buena capa de voces y teclado neo-clásico de Don Airey que recuerdan al desaparecido ex tecladista de los Purple, Jon Lord. Es necesario aclarar que el trabajo en teclados de Airey es excelente.

 

"One Night In Vegas" es una suerte de hard rock blusero. “Get Me Outta Here” es un rock poderoso y machacoso. "On Top Of The World" tiene una de las letras más locas de Gillan, pero de nuevo. Cerca del final del disco "Birds of Prey" evoca a Led Zeppelin y la psicodelia vintage de The Who. 

 

El disco cierra con un innecesario y superficial cover de "Roadhouse Blues" de The Doors, que Deep Purple podría haber aprovechado para que suene con mayor contundencia. Salvo ese cover y algún otro paso en falso “inFinite” es un muy buen disco y muestra a las claras que “Now What?!” (2013) no fue un gran disco por casualidad sino que es una banda que a sus 50 años de vida tiene la capacidad de seguir haciendo muy buenas canciones y excelentes discos.

 

Viejos son los trapos, los Purple todavía tienen mucho que ofrecer.