Original. Los integrantes de La Tecla Feliz se presentaron en un concierto en el Club Social vestidos como los ladrones de La casa de papel.



El murmullo de sorpresa fue sucedido por desconcertados aplausos. El público estaba impactado. No era para menos: atravesaban el coqueto salón del Club Social ocho personas vestidas con mamelucos rojos y máscaras de Dalí. Así de original fue la presentación de los pianistas de La Tecla Feliz, que anoche participaron del ciclo Brindis con el Arte interpretando parte de la banda de sonido de La casa de papel caracterizados como los personajes de la producción. Los ocho integrantes (Mariana Pechuan, Andrea Zanni, Mariana Garrotti, Javier Villegas, Juan Ignacio Peña, Juan Varela Graffigna y Giuliano Riccobelli) se pusieron manos a la obra con My life is going on, la canción que musicaliza la apertura de la serie española que logró convertirse en un fenómeno mundial desde su inclusión en Netflix. Le siguió su versión de Bella ciao -con arreglos de Ana Inés Aguirre ambas- que el público acompañó por momentos haciendo palmas. La letra en italiano y castellano estaba en el programa, por si querían cantarla, aunque no se animaron, pero sí algunos no pudieron evitar filmar con sus celulares mientras los jóvenes tocaban con las máscaras puestas. Al final hubo encendidos aplausos y varios "bravos". La Tecla también incluyó la apertura de la serie Juego de Tronos, entre otras piezas, siempre poniendo el toque particular del singular ensamble.

 

Aplaudida. Lizell Claros Arandia tocó obras clásicas pero también de Piazzolla.

 

 Fue una noche cargada de jóvenes talentos, porque en la primera parte de la velada tocaron Walter Vilches con Sifonia Nº 15 de Bach y Nocturno en Mi menor de Chopin; seguido por Jorge Rodríguez D'Anna con dos obras de Claude Debussy; con el mismo compositor comenzó Lizell Claros Arandia, que luego interpretó Chau París de Astor Piazzolla y Rosa, de Simeon Roncal; Cristian José Peralta ofreció también de Debussy, Preludio Nº 4 y Tocatta de Antonio Tauriello. 



 

Impacto. Los jóvenes pianistas causaron sorpresa en la platea.


 

 

Concentrado. Jorge Rodríguez D'Anna fue parte de la velada

 

créditos Marcos Urisa