Como cada año, la United World Charts realizó el ranking de los artistas cuyos últimos álbumes más vendieron en el 2016, basado en datos de las listas oficiales de los mercados más importantes del mundo.

Y si bien el final de la pulseada estaba claro para muchos, otros se sorprendieron al saber que Adele (28) se quedó con el podio por segundo año consecutivo.

Vale recordar que en el 2015 ganó con el mismo disco, 25, por 15 millones de copias vendidas (entonces batió el récord de mayor cantidad de ventas de un álbum en una semana en Estados Unidos, marca que por más de 15 años perteneció a NSYNC).

Y no sólo se superó a sí misma en ventas, sino que además la británica dejó atrás a otra gran favorita, la texana Beyoncé (35). El rapero y actor Drake (30) quedó tercero y curiosamente les ganó a los dos tanques que completan el "top five": Purpose, de Justin Bieber, con 2.3 millones; y A head full of dreams, de Coldplay, que anotó 2,1 millones de discos vendidos. Una suerte de brújula de lo que se puede escuchar para terminar el año a todo volumen.

 

Hasta los 10


En sexto lugar figura "Blackstar", del difunto David Bowie (1,9 millones) y a continuación, "Blurryface", de Twenty One Pilots (1,6 millones); "Anti", de Rihanna (1,4 millones); "Hardwired... To Self-Destruct", de Metallica (1,3 millones) y "This is acting", de Sia (1,3 millones), otro de 2015, impulsado por el sencillo "Cheap thrills"

 

Buen regreso


Hasta el puesto número 20 cabe destacar algunos discos que supusieron la vuelta a la actividad de sus autores tras varios años sin novedades en el mercado, como "The getaway" de Red Hot Chili Peppers (puesto 11, con 1,2 millones), "A moon shaped pool" de Radiohead (puesto 13, con 1,1 millones) o "24K Magic" de Bruno Mars (puesto 19, 1 millón).