Los jinetes sanjuaninos: Jorge Alcaide (delegado), Franco Cornejo (basto con encimera), Daniel Costa (Crina), Gabriel Castro (Grupa), Ramón Guardia (subdelegado) y Jorge Salinas (suplente). La delegación deberá recuperarse para ser mejor y más competitiva.


Terminó otra edición del Festival de Jesús María en el que resultaron campeones Alfredo Ramos (Entre Ríos), Pierre Rocha (Brasil) y Gervasio Lennon (Buenos Aires). En tanto, con los dolores en el cuerpo, el cansancio y un poco de desazón, la delegación sanjuanina emprendió el regreso a la provincia. Con las manos vacías y la tristeza de no haber podido sumar el puntaje necesario para competir el próximo año, Jorge Alcaide (delegado), Franco Cornejo (basto con encimera), Daniel Costa (Crina), Gabriel Castro (Grupa), Ramón Guardia (subdelegado) y Jorge Salinas (suplente), volverán con la promesa de regresar más fortalecidos para tener su revancha. Junto a otras tres delegaciones (Jujuy, Neuquén y Mendoza), San Juan perdió el derecho de participar en el festival en la edición 2021, por lo tanto, para tener una nueva oportunidad en Jesús María, los jinetes locales deberán hacer un largo camino de instancias preliminares y de clasificación. Alcaide, por su parte, destacó la labor de los muchachos: "Los chicos anduvieron bien, lo que sucedió fue que les tocaron animales brutos, fortachos como decimos en nuestro ambiente, más pesados respecto a los animales que hay en San Juan y los chicos no estaban acostumbrados a montarlos. Se sintieron culpables por no hacer un mejor desempeño. Les aconsejamos que somos un equipo y que no hay culpables. No tuvimos suerte eso fue todo", comentó el delegado en comunicación con DIARIO DE CUYO.


Respecto a Cornejo, que era uno de los jinetes que tuvo un óptimo rendimiento en la temporada pasada, esta vez no logró acomodarse bien en bastos con encimera: "Él estaba muy bien en grupa sureña, pero eligió probar en basto y no le fue bien con lo que aspiraba. Además, se golpeó fuerte -fue arrastrado varios metros, golpeándose contra el suelo hasta que pudo soltarse sin tener serias consecuencias en su salud- y lo tuvimos a Salinas como suplente para ocupar su lugar. Pero de todos modos, todo esto nos sirve para el futuro y corregir varias cosas", analizó Alcaide y agregó: "Pese a todo, estamos muy agradecidos con la Federación Gaucha Sanjuanina y el Ministerio de Turismo y Cultura que nos respaldaron económicamente, en todo aspecto porque cubrieron todo lo que necesitamos".


Para trabajar para lo que vendrá: "Necesitamos hacer las clasificaciones con caballos parecidos a los que hay en Córdoba y con los elementos necesarios (las pilchas) para preparar a los nuevos aspirantes a campeones. Hay que pensar que deben salir lo mejor de lo mejor para clasificar y a ganar", adelantó el gaucho. La preparación física y técnica, mantenerse en actividad, salir a otros festivales regionales y sumar minutos en la doma, serán las claves para los jinetes de aquí en más. El punto de partida será el Festival de Médano de Oro (el 8 y 9 de febrero) para los gauchos no pierdan estado: "en este tiempo de dos años, los chicos deberán aprovecharlo al máximo para reunir todas las condiciones para ser los futuros campeones", concluyó Alcaide.


 

> Antecedentes sanjuaninos en Jesús María

 

Uno de los capítulos más tristes para la delegación sanjuanina en Jesús María fue en 2014, quedando fuera de competencia. Pero en 2015, la Federación Gaucha Sanjuanina se encargó de llevar sus mejores valores. La iglesiana Gabriela Barría fue tercera en el torneo femenino de grupa, Jorge Martínez quedó en noveno lugar en crina limpia y Kevin Godoy pasó entre los 10 primeros en grupa. Ellos, sumando al joven Facundo López de 20 años, quien se consagró subcampeón en la categoría bastos con encimera, obtuvieron un logro histórico para la provincia. De esta manera, pudieron competir en la temporada siguiente y en 2016, José Martí se consagró campeón en Jesús María en la categoría grupa sureña y se alzó con un premio de 45 mil pesos. Además, en aquella temporada la delegación fue distinguida con el Premio Alfredo Carlos Espíndola, que consta de 15 mil pesos de parte de la Municipalidad de Jesús María, una medalla de plata y otros productos de empresas privadas. Martí abrió el camino que fue ejemplo para muchos pares locales, ya que obtuvo uno de los mejores puntajes: 71,64. El año pasado, Franco Cornejo fue el que mejor rindió quedando en cuarto lugar en la tabla por grupa sureña.