"Es un esfuerzo faraónico el que están realizando las productoras de San Juan, que a la vez son las maestras ensayistas. Admirable lo que hacen y por eso estoy interesada en ayudar. Es muy importante que se hagan estas producciones en el interior del país, porque son un antes y un después para la gente del ballet de la provincia y estoy feliz de dejar mi granito de arena', remarcó Sabrina Streiff en charla con DIARIO DE CUYO. Oriunda de Buenos Aires, ex solista y primera bailarina, maestra, ensayista, directora, coreógrafa y repositora, encabeza el equipo de Giselle, el próximo ballet que se verá en el Teatro del Bicentenario, producido por la RIPE (Red Integral Privada Educativa), con elenco local y figuras invitadas. Y con ese objetivo es que el fin de semana pasado volvió a la provincia para trabajar a full junto al cuerpo de baile y a sus colegas Celina Castro, Irina Goransky, Beatriz González, Soledad Lloveras, Reina Pérez y María Inés Pérez Olivera; de cara al esperado estreno.


Ballet en dos actos, con música de Adolphe Adam y coreografía de Coralli y Perrot, Giselle es una de las grandes obras del repertorio clásico y, podría decirse, el ballet romántico por excelencia. "Como es un ballet icónico en la danza clásica, para cualquier bailarín es importante realizarlo. La música y la coreografía son retos para cualquiera, pero también la interpretación. La técnica se tiene que amoldar al rol, debe reflejar la interpretación; no es lo mismo hacer el mismo paso alegre que triste... Es un gran desafío para las jóvenes de San Juan, por ejemplo las que hacen +las willis+ del segundo acto, que lleva un estilo muy depurado que se ha mantenido a lo largo de los años. Por eso digo que es una experiencia muy enriquecedora para todos', precisó esta especialista en ballet de repertorio, perfeccionada en la escuela rusa y ex directora del ballet del Teatro Argentino de La Plata, entre otros logros, que actualmente viaja por a diferentes puntos del país ydel extranjero para compartir sus conocimientos.

 

"Es muy importante que se hagan estas producciones en el interior del país'

"Me gusta trabajar con profesionales, pero también es parte de mi sueño personal poder estar en estos proyectos... es como una manera de distribuir, de que haya más equidad, de llegar con este tipo de cosas a todo el país. Me encanta que haya otro foco, que no todo esté siempre centralizado en Buenos Aires; y en este sentido también destaco y reconozco la apertura del Teatro del Bicentenario a estas producciones. Es fundamental que estas cosas sucedan y que la gente no tenga que viajar a Buenos Aires para ver una obra de esta magnitud; y con artistas de San Juan mucho más, es una alegría para todos', consideró Streiff, quien, aunque con prudencia y mesura, se mostró crítica con quienes consideran la cultura como un gasto, y no una inversión; y valoró el apoyo institucional a este tipo de iniciativas.


"Las experiencias son las que marcan y para todos estos chicos esto es un bagaje que queda, indeleble, y sobre eso se sigue creciendo. El futuro de estos chicos como bailarines ya no será el mismo, hay un antes y un después. Creo que es fundamental que estas experiencias existan', concluyó Sabrina.

Ensayos a full 

 

Sabrina Streiff regresó el fin de semana pasado a San Juan para trabajar codo a codo junto a las maestras ensayistas y al cuerpo de baile. A ellos se suman, más adelante, los bailarines invitados: Julieta Pauls y Bautista Parada, primeros bailarines de Teatro Argentino de la Plata; Luz María López, solista del Ballet de Salta; y Jonathan Alexander Martini, primer bailarín de Ballet estable de Córdoba. 


Ballet en dos actos, Giselle subirá a escena los días sábado 18 y domingo 19 de agosto en el Teatro del Bicentenario. Las entradas estarán en venta desde la próxima semana y los precios son: $600, 500, 350 y 150.