El estreno de la quinta temporada de Prison Break no dio demasiados detalles respecto a qué le sucedió a Michael Scofield (Wentworth Miller), que en realidad no murió, sino que está nuevamente preso. Este capítulo fue apenas una introducción de lo que sucederá en esta nueva historia, que se desarrollará en una cárcel de Yemen.

 

Ocho años después del supuesto final de la serie, muchos de los personajes más importantes están de regreso, como el caso de T-Bag (Robert Knepper), que recibirá una importante donación que le podría cambiar la vida.

 

Sin cortes y repitiendo inmediatamente después el mismo episodio, así presentó Fox el estreno mundial de esta serie que cautivo a millones de televidentes en todo el mundo durante las cuatro temporadas anteriores.