Fotos: DANIEL ARIAS 

Creando. Francisco Wagner es el profesor del taller donde los personajes de las historietas niponas son los más admirados. 


Con cuaderno y cartuchera bajo el brazo, chicos de distintas edades llegan con la expectativa de aprender a dibujar su superhéroe favorito. Son alumnos del taller de Dibujo de Comic que propone el Club del Arte, un espacio cultural que abrió el año pasado. Esta actividades es una de las más concurridas y está destinada a niños, adolescentes y adultos. 


En tres turnos diferentes, divididos por edades y nivel de complejidad unos 50 alumnos reciben de Francisco Wagner la guía para transitar sus primeras herramientas -o perfeccionar las que tienen- en el campo del dibujo, desde lo más básico hasta conseguir darle forma y color a los más diversos personajes. 


Aunque se podría imaginar que los clásicos y más populares superhéroes del cine como Batman, Spiderman o Ironman, serían los elegidos para empezar a ser plasmados en el papel, no son ellos los preferidos. Son, en cambio, los personajes del manga y animé los que encabezan la lista de los más apreciados por los alumnos de todas las edades. La gran expansión e influencia de las historietas japonesas en Occidente y con buena llegada en San Juan, también se reflejó en este taller, que se adaptó sin problemas a la temática. 

"Yo me sorprendí, en el inicio me había preparado para trabajar con Batman o el Hombre araña, pero eligieron el manga, así que tuve que cambiar de estrategia, partir del manga y esperar que aquellos que se interesaran por el comic acompañarlos. Dragon Ball y Naruto son los más pedidos por los chicos. El manga tiene una fuerte repercusión en niños y adolescentes, algunos abordan temas más infantiles y entre los más adultos lo que toma más auge son los comic, que tiene temas más complejos. Ellos también trabajan el animé y logran personajes femeninos más voluptuosos u hombres más musculosos" detalló Francisco sobre el trabajo en la clase y relató que es habitual que lleven sus propias figuras coleccionables de los héroes niponés para copiarlos. 


"Un dibujo bien completo lo logran en los tres niveles, el primero para manejar bien el cuerpo humano, segundo nivel, luces y sombras y en el tercer nivel ya le puede dar perspectiva" dijo Wagner sobre este aprendizaje, donde la meta es que cada dibujo sea igual al modelo que se propusieron replicar. 


"Se parte de la idea de cómo dibujar correctamente el cuerpo humano para que puedan dibujar el personaje que a ellos les gusta, algunos del manga, animé o comic, para que lo puedan plasmar adecuadamente, porque por ahí pasa que, por ejemplo, les sale la cabeza más chiquita que el cuerpo y se frustran. Entonces les enseño una técnica sencilla para que lo puedan realizar" detalló Francisco, que luego traza en la pizarra una figura humana bastante geométrica, como esquema central, y también comparte con los chicos algunos de sus dibujos más queridos. 


"El director del Club del Arte, Sebastián De la Colina, me convocó, me dijo que me gustaba dibujar y me animé. Tuvo una muy buena respuesta, fue muy fructífero, así que no me lo esperaba" comentó el profe que es un autodidacta del dibujo, confeso fanático de los comics y además es profesor de Química en dos escuelas de Chimbas". Aprendí siguiendo a los maestros dibujantes de las historietas que me gustaban. Me acerqué al comic por mi papá, el era un gran lector y me lo transmitió. Y siempre me gustó dibujar lo que leía, pero nunca fui a una escuela de arte", resumió Francisco sobre su relación con el género que lo puso al frente del novedoso taller, que esta semana largó su primer ciclo del año, -aún tiene cupo- después de un auspicioso inicio el año pasado. 


El Club del Arte está ubicado en Capital (en Pedro Echagüe 252) y según su director, Sebastián De la Colina, tienen una propuesta diferente. "Nuestro concepto es único en San Juan, ya que el Club tiene una cafetería bufet en la que se dan capacitaciones gratuitas de arte, fotografía y criptomonedas. Los alumnos y profes interactúan en ese ámbito y surgen nuevos proyectos y fusiones", aseguró De la Colina sobre la dinámica de uno de los espacios troncales, además de los que ofrecen actividades de taller.