Fede Bal conoce bien el sufrimiento que conlleva engañar a la persona que amamos y si bien, el actor, admitió haberse equivocado en el pasado, nada hace suponer que repita la mala experiencia que atravesó cuando casi pierde definitivamente a su actual pareja.
 

 

De todas formas, nada quita que comentarios malintencionados puedan llegar a alterar la amorosa armonía que actualmente existe entre el morocho y la rubia.
 

Por ese motivo, luego de que algunos rumores de infidelidad amenazaran con volver a generar roces con Laurita, el hijo de Carmen Barbieri, que se encuentra en Mar del Plata, salió raudo a desmentir los trascendidos.
 

"Hola. No chapo en boliches desde los 16. Aparte estoy felizmente en pareja. Sigan diciendo cualquiera. Besis", escribió Fede en Twitter, para calmar las aguas.