Frontal, desenfadada, con un estilo naif con el que ha logrado conquistar a sus fans argentinos, Charlotte Chantal Caniggia nunca pasa inadvertida. La hija de Claudio Paul Caniggia y Mariana Nanis visita San Juan mañana, como estrella de un desfile solidario que tendrá lugar en La Delfina (ver aparte). 


En una charla con DIARIO DE CUYO, la modelo y empresaria de 26 años (tiene su propia línea de ropa y perfumes) se mostró motivada por protagonizar el evento con el que se reunirán alimentos para llevar a Las Lagunas en Sarmiento y habló de su buen presente como participante del Súper Bailando 2019, por tercera vez.


"Estoy muy contenta de estar participando en este Bailando, me gusta mucho y espero llegar a la final. Día a día voy aprendiendo más y como ensayo más horas, estoy mejorando", contó la joven que estuvo en las ediciones de 2012 y 2016.


Acercándose a fin de año, con la final cada vez más cerca, el trofeo no le es indiferente. "Sí, obvio que todo el mundo quiere ganar. Ganar el Bailando sería buenísimo, ya hice dos Bailando... pero no creo que gane igual, pero me re gustaría", apuntó la mediática que tiene un buen pasar en el programa de Marcelo Tinelli, con altibajos en sus puntajes, atravesando incluso duelos telefónicos como el que dejó en el camino a Ailen Bechara. 


"Yo soy como soy, no es que sea polémica; yo no me peleo con nadie. No es difícil sobrevivir al Bailando, ya lo hice dos veces, es una rutina para mí" respondió sobre cómo se viven las presiones en el ciclo. Pero Charlotte parece estar más allá de eso y su relación con Tinelli es muy buena, según contó. "Me siento muy bien en este programa, yo empecé con él (Tinelli) y de ahí fue surgiendo lo que hago ahora que es estar en televisión, los programas y todo eso. Me siento muy a gusto con el programa, él me trata bien" aseguró sobre sus inicios, que después la llevaron a integrar otros programas como Celebrity Survivor en Italia (2015) y Gran Hermano VIP español (2016).


Se sabe que en la pista los famosos también tienen que sudar la camiseta en las previas. Las de Charlotte en general tenían que ver con sus excentricidades y lujoso estilo de vida, pero ahora se han visto salpicadas por la escandalosa separación de sus padres. 


"Me afecta pero trato de no demostrarlo, obviamente que hay días que estoy mal porque es mi familia, me hace mal, pero bueno, trato de no tocar el tema en el trabajo y por suerte me lo respetan en el piso, en el programa" dijo a este diario la hija de Mariana que, sin embargo, levantó polvareda al dudar del compromiso de su padre con Sofía Bonelli, a la que llamó "toga". 


De novia con el empresario Roberto Storino Landi, Charlotte hace un buen balance de su año y de su carrera.


"Con los años uno va valorando y creciendo, artísticamente, no es que soy bailarina, pero trato de hacer lo que puedo. Tengo varias ofertas, estoy viendo si hago teatro o no en Carlos Paz o Mar del Plata. Estoy viendo cuál me conviene" adelantó la rubia sin compartir nombres de los proyectos. 


También estuvo en la televisión internacional este año, en MTV y Telefe, con Caniggia libre, el reality que protagonizó junto a su mellizo Alexander, estrenado en 2017, que tuvo tres temporadas con buenos niveles de audiencia, que tuvo los últimos capítulos el pasado mes de julio. 


"Fue la mejor experiencia de mi vida. Me gustó grabarlo, grabamos lo que queríamos, viajamos mucho, nos llevaron a Tailandia... estuvo muy bueno. Me gustó exponer mi vida, porque además está pactado lo que grabamos. Nos fue re bien con ese programa, por suerte" comentó Charlotte, que confiesa que le gusta el reality de Las Kardashian, la familia de "celebrities" más famosa de Estados Unidos. 


Viviendo un día a la vez, decidiendo su futuro a cada paso, Charlotte Caniggia no tiene claro para dónde seguirá su carrera artística. Conducir un programa, otro reality o viajar, son algunas de las opciones. Mientras tanto... una pasarela en San Juan la espera. 

> El desfile

Mañana viernes, a la medianoche, La Delfina (Lateral de Circunvalación, entre Mendoza y Tucumán) recibirá a Charlotte Caniggia y 30 modelos locales que presentarán una colección de bikinis en un desfile solidario -producción de Emanuel Bissutti, Federico Pedrozo y Juan Ruiz-. La entrada es un alimento no perecedero que se canjea por la invitación en Aquí me quedo (Rioja e Ignacio de la Roza) y Guapas (Rivadavia y Tucumán). Después será la fiesta Kangaro, con la famosa modelo como anfitriona, acróbatas y bailarines.