Esta edición de Gran Hermano lleva un ritmo de novedades que se incrementan con el correr de los días. Y tras concretarse el repechaje, Santiago Del Moro anunció un nuevo cambio que podría cambiarlo todo en el programa más exitoso de la tevé.

Antes de finalizar la gala que devolvió a la casa a 3 viejos participantes (Isabel De Negri, Joel Ojeda y Catalina Gorostidi), Santiago mostró en cámara un sobre dorado que relacionó con lo que sucede en la película "Willy Wonka" y dijo...

"Vieron que yo venía hablando mucho de lo que sucede en la película Willy Wonka... ¡Era por esto!", anunció Del Moro, mientras abrió el sobre y mostró el cartel que dice "Golden ticket". "Ya se van a enterar qué pasa, para qué sirve y para qué vale. Esto va a estar muy bueno", dijo el conductor del programa de Telefe.

Como no podía ser de otra manera, las especulaciones fueron creciendo en las redes sociales. Hasta que la cuenta de X Real Time contó qué significaría esta nueva modificación que se viene en GH para los próximos días detrás del sobre dorado que promete revolucionarlo todo.

EL MISTERIO DETRAS DEL SOBRE DORADO DE GRAN HERMANO

La cuenta "RealTime" asegura que tiene que ver con lo sucedido con en Gran Hermano de Inglaterra. Allí, el Golden Ticket se escondía entre paquetes de barra de chocolates (de una primera marca) que fueron repartidas entre bares seleccionados de la ciudad.

Pero la verdadera sorpresa estaba dentro de uno de los choclates. "Solo un ticket tenía el PASE para entrar a la casa. Un miembro del público se convirtió, al azar, en participante. Esto sucedió en 2006", contaron. ¿Se repetirá la historia en nuestro país?

CONGELADOS PARA AGOSTINA Y BAUTISTA

En un clima de mucha expectativa, la puerta se abrió y Morena entró a la casa. Apenas la vio, Agostina no pudo evitar comenzar a lagrimear, eso sí, procurando no mover ni un músculo. La adolescente se acercó a ella, la abrazó y le dijo: “Quedate súper quieta, má. Te voy a abrazar, quiero que sepas que estoy muy bien, estoy muy feliz. Me llenás el corazón de orgullo, te admiro de una manera increíble, sos la mejor del mundo en muchos sentidos, y ojalá pudieran ver lo increíble que es esta mujer como mamá. Sos maravillosa, sos la mejor del mundo y estoy muy contenta de la persona que sos. Te admiro, y cuando crezca, anhelo ser como vos en todos los aspectos. Te extraño obviamente, y te miro todos los días. No sé qué más decirte, pero estoy muy contenta, y qué contenta estoy de verlos a todos”.

Dicho eso, la joven comenzó a recorrer la casa, caminó por los pasillos y se asomó a las habitaciones. Una vez finalizado su recorrido, Morena se acercó nuevamente a su mamá, que no dejaba de llorar, y le dijo: “Estoy muy feliz, te voy a abrazar pero no quiero que te muevas. Vos sabés que yo te amo un montón. Sos la mejor del mundo, no existe otra como vos, con tu valentía. En general soy fría muchas veces, pero ahora tenerte tan lejos me hace dar ganas de decirte todas estas cosas que nunca te dije. Gracias Gran Hermano, porque sé que no me esperabas, pero estoy muy orgullosa de vos. Espero que puedas estar mucho mejor, te lo merecés, sos una buena persona, y el hecho de que no te estés moviendo ahora me hace muy feliz. No te merecés malos tratos, jamás, de nadie”.

Finalmente, Morena se fue de la casa y una vez que se pudo volver a mover, la jugadora rompió en llanto y fue abrazada por todos sus compañeros. Con los ojos llenos de lágrimas, Agostina expresó: “No lo puedo creer, les juro que es re vergonzosa pero entró con toda la actitud. Y ella es re fría chicos. Me hubiese gustado decirle que yo también la amo, pero sé que así es el juego, y me la aguanté. Igual ella sabe que la amo con toda mi alma”.

Media hora después, fue el turno de Bautista Mascina, que también protagonizó un momento de mucha emoción. Cuando la alarma sonó, los jugadores se quedaron congelados, y él vio entrar a su mamá, María. Ella lo abrazó, y luego le dijo: “Nos tocó, Bauti, finalmente. Menos mal que me conocés, no soy de muchas palabras. Que alegría verte, qué lindo todo. Estoy muy emocionada, los felicito a todos, son unos genios”. Poco después la mujer se retiró, y el jugador uruguayo recibió la contención de todos sus compañeros, junto a quienes lloró durante varios minutos, por lo mucho que lo movilizó ver a su madre.