Al británico James Blunt lo conocimos en 2005 de la mano de su hit “You’re Beautiful”. En diciembre del año pasado publicó en Twitter “Si pensabas que 2016 fue mal – Lanzaré un álbum en 2017”, claramente ironizando consigo mismo. En estos 17 años creció, progresó y acaba de publicar “The Afterlove”, su quinto álbum de estudio. En esta oportunidad Blunt salta al vacío, cambia su sonido y reclutó a Ryan Tedder (de OneRepublic) y Ed Sheeran para que colaboren en producción, composición, e interpretación vocal e instrumental.

 

 

En “The Afterlove” trata desde el título de separarse de esa imagen de cantante romántico que se ganó con “You’re Beautiful”, de hecho recientemente aclaró que esa canción no habla de un romance sino “trata de un tipo que está super drogado en el subte y acosa a la novia de otro. Es bastante tenebroso y meterlo en prisión por ser un pervertido". Esta vez Blunt logra su disco más mainstream y por momentos se asemeja a Adam Levin de Maroon 5, sobre todo en canciones como "Bartender", "California", "Lose My Number" y en el dramático soft rock "Do Not Give Me Those Eyes", una canción que arranca con un piano, luego la orquesta le da un gran efecto emocional y es uno de los puntos más altos del disco.

 

 


"Make Me Better" producido por Ed Sheeran, una canción dulce, sencilla y de sincera  entrega. Luego llega “Time Of Our Lives”, una hermosa balada interpreta con mucho sentimiento.

 

 

James Blunt logra reunir un puñado de canciones muy bien creadas e interpretadas, algunos de sus más fieles seguidores podrán decir que vendió su alma al pop, no es así, tomó un riesgo y salió ganando, el disparo fue certero. En “The Afterlove” Blunt salió de su zona de confort y queda bien parado. Sin lugar a dudas este es su mejor disco de los últimos 10 años.

 


spotify:album:5vFBR1IpMyffDLSbW5WifC