Desde hace años que Karina Jelinek está acostumbrada a que su nombre esté en boca de todos y a que su vida personal sea tema de conversación en los medios. Pero, esta vez, pareciera que la cuestión llegó a mayores, porque la modelo expuso en un triste mensaje en sus redes que la dejaron fuera del grupo de chat familiar de WhatsApp.

“Gracias por bloquearme, herma, y sacarme del grupo familiar. Lamentablemente no soy lo que querés que sea, ni puedo manejar lo que sale de mí en las noticias, imposible. Igual te quiero”, expresó Karina Jelinek en su cuenta de Twitter en un posteo al que sumó un emoji de corazón roto, carita triste y el hashtag #Nadaesloqueparece. De esta manera, la futura participante del Cantando 2020 ventiló en el mundo virtual las repercusiones en su vida privada de las últimas versiones que circularon sobre ella.

Puntualmente, la versión que Yanina Latorre aseguró en Los ángeles de la mañana de que la modelo estaría en pareja con Flor Parise, quien fuera su representante. Según la panelista, la relación habría comenzado como un trío con el exmarido de Parise, que con el tiempo se hizo a un lado, muy deprimido, al enterarse de que las chicas se habían enamorado.

"Yo te cuento la versión que yo tengo y si quiere ella después que dé una entrevista y la desmienta. Ya tengo cuatro fuentes”, dijo Latorre en el magazine de eltrece. Al rato, Karina la desmintió por medio de un mensaje que Ángel de Brito leyó al aire, en el que aseguró que estaba soltera y que lo que decía Yanina eran todas “zoncerías” (sic). A pesar de que la modelo lo negó todo, la mujer de Diego Latorre siguió dando detalles sobre lo que, sostuvo, sería información súper chequeada.

Según Yanina, a medida que pasaban más tiempo juntas, Parise se empezó a “obsesionar” con Karina, con escenas de celos incluidas. Así fue como habría dejado de ser su manager para ser “su todo” y manejar cada aspecto de su vida. “Le paga el sueldo hasta a los empleados de ella. No sé quién paga el alquiler de donde están juntas haciendo la cuarentena", señaló Latorre, defendiendo su información. Además, dijo que quienes las conocen saben que son novias y que en los vivos de Instagram suelen ponerse mimosas. Por lo pronto, Jelinek se mantiene firme en su postura: “Nada es lo que parece”.