"La Noche de 12 años", es la nueva película protagonizada por el Chino Darín. El film, que pertenece al director uruguayo Álvaro Brechner y adapta uno de los períodos más oscuros de la historia del país: la toma de rehenes durante la dictadura militar, fue un verdadero desafío para el actor. “Fue brutal”, aseguró sobre el momento del rodaje. Y agregó: “Ya no quería saber más nada de la película".

 

En "La Noche de 12 años", Álvaro Brechner reconstruye las experiencias de tres hombres: José "Pepe" Mujica (expresidente uruguayo), Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro, quienes fueron detenidos en 1973 y mantenidos en cautiverio hasta 1985.

 

 

“La película es una experiencia sensorial. Es una invitación a sumergirte en la vida de estos personajes y a entender lo lejos que se ve la luz en esas oscuridades. Eso es lo que trata de transmitir Brechner: hasta dónde podemos llegar a sobrevivir, de dónde podemos tirar cuando ya no nos queda nada", reflexionó el Chino Darín, quien interpreta al escritor y poeta Rosencof.

 

Y agregó: "Hay algo tan atrapante y magnético en tratar de comprender qué es lo que sucede con las personas sometidas a esas torturas, y qué recurren", en torno al film que se verá a partir del 27 de septiembre en las salas de los cines argentinos.

 

Sobre el rodaje, el hijo de Ricardo Darín afirmó: "Fue brutal. Muy duro. Todo lo que fue la aproximación del personaje, dieta, las investigaciones psicológicas, indagar sobre los detalles de las torturas y las cosas que les tocaban vivir en el día a día".

 

 

Con sus propias palabras, el Chino Darín aseguró: "Nos encontramos en España en pleno invierno, con un clima muy heavy, y nosotros en un estado calamitoso físico-nutricional y ya psicológico a esa altura complicado. Fue remar en dulce de leche durante todo el rodaje y daba la sensación de que no teníamos energía para hacerlo; y sin embargo, de ahí provenía parte del espíritu de la película a la que adrede nosotros nos estábamos sometiendo porque creíamos que esta historia se tenía que contar desde ahí", contó.

 

Para conseguir la desmejoría física de su personaje, el Chino se sometió a una estricta dieta. "La pasé como el culo. Yo solo me prohibía cosas porque quería estar cada vez más flaco y cada vez más hecho mierda y lo logré; ya no quería saber más nada de la película ni de la vida en general. La pasé muy mal", recordó.

 

Para terminar, recomendó a los espectadores: "Que se entreguen a vivir esta historia desde adentro, creo que no hay otra forma de vivirla. Te mete dentro de esas celdas con los tipos y te da un pequeño vistazo de lo que pudo haber sido en aquel momento”.

 

 

Fuente: Filo News