"Inteligente es quien solo cree la mitad de lo que oye. Brillante es aquel que sabe qué mitad…", escribió Larissa Riquelme en su cuenta de Twitter. Esta frase generó revuelo en la red social, ya que fue publicada el mismo día que el juez Santiago Quian Zavalía pidiera a Interpol la captura internacional de su pareja, Jonathan Fabbro.

 

 

El futbolista está siendo investigado por el presunto abuso a una sobrina de 11 años. El escándalo se desató en abril pasado, cuando la madre de la menor lo denunció en la Comisaría N°52 en Villa Lugano. Luego de analizar diversas pruebas (como conversaciones de WhatsApp) y el relato de la niña en cámara Gesell, Zavalía ordenó la extradición a la Argentina del jugador, que por cuestiones laborales, reside en México.

 

Esta causa que se tramita en el Juzgado de Instrucción N°32 no es la única que tiene en su contra. El mediocampista también fue denunciado por acoso en la Fiscalía Barrial N°2 de Asunción, Paraguay. La supuesta víctima es otra niña que forma parte del entorno más directo de la ex participante del Bailando.

 

"Podrá ser el hombre más mentiroso del mundo por sus antecedentes con miles de mujeres, pero no hay forma de que pueda dañar a una inocente. Él no va a hacer eso. Se sintió demasiado mal por todo eso, lo afectó muchísimo y vas a ver que se va a aclarar todo. No me arrepiento de que Dios me haya puesto a una persona buena y bondadosa como Jonathan. Es una persona increíble, bastante buena que ha dado mucho por muchos y me duele la situación", había declarado Riquelme a la Rock and Pop de Paraguay.