Mario Parmisano

 

Después de recordados recitales que ofreció para el Mozarteum, en 2014 y en 2015 con Paul Wertico y Mike Pope (All Stars Trío), Mario Parmisano regresará a la provincia y su trío actual para tocar junto al bandoneonista Esteban Calderón y la Orquesta Sinfónica de la UNSJ, dirigida por Emmanuel Siffert. En el medio de una gira por Cuyo, Parmisano usará esta noche el piano de la sala del Auditorio Victoria, para ofrecer piezas de composición propia, de Chick Corea y de Astor Piazzolla. Sobre ello, habló con DIARIO DE CUYO.


 


- En este ensamble de sinfónica y de jazz, ¿cómo fue encontrando puntos de contacto entre sí?


- La verdad es interesante lograr distintos estilos musicales. Porque está presente la música de Piazzolla, la música de Buenos Aires, que tiene mucha potencia de un trío rockero. Juntos tenemos tradiciones de estar con Luis Salinas, con David Lebón y es un background rockero que se nota bastante. Están también las improvisaciones jazzeras de hoy, que vengo de hace años de estar con Di Meola. Además, desde chico tocaba música clásica. Todo eso, está en este concierto: la energía del rock, la improvisación del jazz y la maravilla de lo clásico, que tiene un color de tantos timbres distintos en esta orquesta, que es admirable. 

 


- ¿Cuánto le deben los músicos a Piazzolla y por qué todavía no es reconocido adecuadamente?


- A lo largo de 20 años he tenido la oportunidad de viajar por el mundo entero. Vi y comprobé en carne propia la enorme admiración cultural de numerosos músicos internacionales por Piazzolla. En Hong Kong, Londres, Siberia, El Cabo, es aclamado por los intérpretes clásicos y del jazz, como uno de los más importantes exponentes del siglo XX, siendo que aquí, prácticamente se lo echó a patadas en vida. Comparándolo con lo que pasó en este mundial, es lo mismo que sucede con Messi. Para el mundo es el mejor de los futbolistas y acá se lo sigue cuestionando. La música de Piazzolla representa a Argentina en el mundo. Para nosotros que lo seguimos, nos da un orgullo enorme que sea visto como uno de los grandes músicos del siglo XX y que sea argentino.

 


- ¿Qué espera llevarse de San Juan?


- Una botellita de buen vino (bromeaba). El cariño de la gente es lo que me llevo y con este concierto por supuesto que lo disfrutaré un montón. Con los colegas, nos nutrimos mutuamente. Yo me nutro con los músicos sanjuaninos. Aprendemos de todos, es una convivencia muy linda que se genera aquí. Lo mejor que un ser humano puede tener, es aprender del otro, porque no se vive lo suficiente como para aprender de la propia experiencia, sino que también, de la experiencia de los demás.

 


* DATO

Mario Parmisano Jazz Tango Trío. Junto a Esteban Calderón y la Orquesta Sinfónica de la UNSJ. Hoy viernes a las 21.30 en Auditorio Juan Victoria. Entrada general $150.