El rock es expresión, libertad y paz, así lo creía Norberto "Pappo" Napolitano. Por la fecha del nacimiento del Carpo, se celebra en todos los rincones del país el Día Nacional del Guitarrista de Rock, un 10 de marzo. Detrás de esa fecha simbólica, encierra muchas cosas más en el interior. Es un hilo que une a varias generaciones, en historias, viajes, giras, rutas y el deseo inconmensurable de vivir la música al máximo nivel. Es lo que Luciano Napolitano viene a ofrecer este fin de semana, nada menos que un 10 de marzo para realizar un emotivo homenaje a su padre y a los violeros de rock y blues argentino, en el Cine Teatro Municipal (ver Dato).


Después del golazo anotado por el explosivo reencuentro de Riff a mediados del año pasado con Vitico, Jaff y Juanito Moro (hijo de Oscar Moro) en el Teatro Vorterix, el vocalista y líder de Lovorne vendrá a San Juan esta vez como solista y con banda propia. Gracias a la amistad que mantiene con los músicos locales de Huaykil, Alejandro Pozo, logró tenerlos aquí para compartir con el público las legendarias canciones del Carpo, como así también temas propios de Luciano y el trabajo que viene desarrollando este con sus nuevos músicos. En diálogo con DIARIO DE CUYO, el hijo de Pappo contó cómo está su momento artístico y mencionó en la charla, que el espíritu de su padre sigue latiendo en sus corazones y acompañándolos en sus giras.


"Realizar este homenaje surgió por la continuación de una gira por el país. Pero en realidad fue todo espontáneo. Como apareció esta oportunidad invitados por los amigos de San Juan, todo está encaminado para festejar el día del guitarrista con canciones populares y brindarles nuevamente a los sanjuaninos lo mejor de nosotros", contó el artista que recordó el calor del público local en las ocasiones anteriores que estuvo con Lovorne en la provincia. "Fueron tantas veces que tocamos en San Juan que ni me acuerdo. Llenamos teatros que como banda de barrio que somos es tocar el cielo con las manos. Allá nos recibieron muy bien, siempre tuve buena onda con todos los chicos que fueron a vernos y con los que tocamos juntos, como los de Huaykil, Ale Pozo es un amigo de corazón", agregó.


Respecto a su trabajo actual, anunció una pausa para Lovorne -el trío que formó entre 1997 y 1998- integrado en el presente con Adrián Espósito y Marcelo Bracalente, porque tiene varios compromisos con Riff y con su proyecto solista: "Estoy emprendiendo un camino nuevo de cero, con Lovorne apagamos la maquinaria para guardarla por un tiempo. A mí me consume mucho tiempo ensayar con Riff y con mi banda que todavía no le ponemos nombre (risas) estamos tan concentrados en ensayar y tocar que nos olvidamos de ponerle nombre". Y continuó: "Con Lovorne salimos en camioneta con los equipos a tocar en todas las rutas. Sembramos semillas por todo el territorio y a través del tiempo y de diferentes razones mundanas, menos por la mala onda, tuvimos muchos cambios, las expectativas no eran las mismas y cuando dimos nuestro último ensayo abierto, nos dimos las manos con los muchachos en buenos términos". Pero ahora en su faceta solista lo acompañan jóvenes músicos de primer nivel y que ya se sienten partes integrantes de una noble familia unida por la amistad y el blues: León Medina en bajo, Matías Sanfelippo en batería y Diego Villamayor en teclado.


Es una apuesta fuerte que hace Luciano con este proyecto: "Más que un homenaje a mi viejo, es a la música. Porque él está al lado nuestro acompañándonos en nuestro camino. Mi padre vive en la gente que conoce su música. Su espíritu está vivo y la música es lo mejor que me pudo pasar en la vida. El idioma humano no lo entiendo, el musical sí. Porque es el idioma que nos conecta con la naturaleza. La música llega a todos lados sin barreras del idioma", señaló Luciano y terminó definiendo su visión sobre el rock. "Es una nave espacial, el que pueda subirse, abandonando lo material, podrá continuar el viaje, el que no, estará aferrado a la materia y a lo mundano".



DATO

  • Luciano Napolitano. Tocará este domingo 10 de marzo a las 20 en el Cine Teatro Municipal (Mitre 41 este). La banda soporte local será 33 de Mano. Entradas: $250. Anticipadas: $200.