Carlos Russo, conocido por su participación en películas como Los colimbas se divierten, falleció esta madrugada, a los 57 años. Padecía un cáncer de pulmón con metástasis en sus huesos que lo tenía postrado en una cama desde hacía varios meses.

 


Humorista e imitador, acompañó a Alberto Olmedo y Jorge Porcel en algunos de sus más exitosos films, trabajó en radio y televisión y desarrolló una extensa carrera teatral a través de unipersonales, comedias y revistas. A mediados de febrero, sus allegados difundieron en las redes sociales el estado de abandono en el que Russo se encontraba, sin atención médica ni recursos básicos para poder afrontar su enfermedad.

 

"Carlitos, mi amigo, está postrado en su cama particular desde hace tres meses. Tiene PAMI, que está colapsada y le da poca bola. No tiene tratamiento, pero la enfermedad está muy avanzada, le cuesta respirar, la señora que lo cuida lo tiene a ibuprofeno. Necesita respirador de oxígeno urgente. Así como está se muere pronto", había escrito en su cuenta de Facebook el actor Daniel Ciana. Unas horas después, PAMI le proveyó una cama ortopédica, y otros colegas y amigos manifestaron su deseo de colaborar con Russo.

 

Los restos del actor serán velados este mediodía, de 12 a 14, en Quilmes 305, Parque Patricios, y luego trasladados al Cementerio de Flores, según informaron familiares.