Los músicos Elton John, Celine Dion y Andrea Bocelli, entre otros, se negaron a participar el próximo 20 de enero en la ceremonia de asunción presidencial de Donald Trump, en la Casa Blanca, por lo que hasta el momento no se confirmó ningún número musical de importancia para la fecha.

 

Esas posturas contrastan con lo ocurrido en 2009, cuando asumió el mando el actual presidente Barack Obama, quien contó con la presencia de estrellas como Stevie Wonder, Beyoncé, Jay Z, Mariah Carey, entre otras.

 

A pesar de los esfuerzos de los colaboradores del nuevo Presidente, quienes cursaron invitaciones a distintos artistas que fueron rechazadas, los actos confirmados para la ceremonia de traslado de mando son la compañía de baile The Rockettes, el coro mormón Tabernacle y Jackie Evancho, una joven que salió segunda en el concurso televisivo “America's got talent”.

 

Entre los artistas que declinaron la invitación se encuentran Ice T, John Legend, The Chainsmokers, Adam Lambert y The Dixie Chicks, según informa la agencia EFE.