Después de un fin de semana agitado en el que -según indicaron- se habrían juntado en un club de tenis a hablar pero habrían terminado a los gritos y en medio de una discusión pública, Pampita y Pico Mónaco se volvieron a reencontrar.

 

Susana Roccasalvo había contado que la modelo y el ex tenista se juntaron a hablar pero la conversación no fue en los mejores términos. Por otro lado, a ella se la vincula con Polito Pieres y hasta Ángel de Brito mostró fotos de su camioneta estacionada en la casa del polista el fin de semana.

 

Ellos, por su parte, se limitaron a dejar de responder a la prensa y decidieron no hacer referencia a su relación. De manera tal que no se sabe por boca de ellos si están separados, si intentan superar una crisis o si solo los une Osvaldito, el perro del ex tenista.

 

Justamente fue dicha mascota la que los volvió a unir el lunes en los estudios de Kuarzo, la productora para la que trabajan los dos (él conduce Con amigos así y ella, habiendo renunciado a Pampita Online, estará al frente de Pampita íntima por la pantalla de NET).

 

 

Según un informe de Intrusos, el ex tenista llegó con el perro en su camioneta y dos horas más tarde se retiró la modelo con Osvaldito. Lo que da indicios de que se juntaron en camarines para continuar con sus dichos sobre la suerte de tenencia compartida que mantienen sobre su mascota.

 

Pampita se retiró en su camioneta desde adentro del edificio y no bajó el vidrio para atender al cronista del programa de espectáculos. Mientras que Pico se fue caminando pero evitó dar ningún tipo de declaración al respecto.

 

"No voy a hablar", fue lo único que dijo antes de cerrar la puerta de su rodado y mostrarse molesto por la presencia de los medios. "¡No le mientan más a la gente! ¡No paran! Cuánta maldad. ¡Después se quejan cuando no les contestamos! Dejen vivir en paz", se había expresado a través de su cuenta de Twitter sobre los rumores del escándalo en el club de tenis.