A sus 42 años este músico oriundo de Carolina del Norte enfrentó la separación de la cantante Mandy Moore y la hizo canción. “Prisioner” es un disco con 12 canciones alt-folk-rock. Las letras son tristes pero Adams no se revuelca en el fango de la tristeza. La música no es triste, tiene momentos tranquilos en donde no se molesta en ocultar el dolor, pero no estamos frente a un disco musicalmente oscuro ni depresivo, como botón de muestra tenemos a “Do You Still Love Me?”, el primer sencillo de difusión.


El disco tiene una fuerte influencia de Bruce Springsteen especialmente en canciones como “Prisioner”, “Outbound Train” y “Tightrope”.En la presentación del disco Ryan Adams dijo: “Lo que me estaba sucediendo era tan fuerte que solo tuve que sentarme y estas cosas salieron. Algunos discos son diseñados de tal manera que te sentís un carpintero tallando una estantería porque eso es a lo que te dedicás.

 

 

Hay otros álbumes que se te aparecen como un sueño consciente. “Prisioner” es uno de estos álbumes. Había algo más profundo hablándome y yo solamente tomaba notas. Estaba tan absorto en mis experiencias humanas que este es el único álbum que pude componer. Las canciones tratan no solo el desamor sino también de la búsqueda de la verdadera naturaleza del deseo y descubrirlo es una desolación mayor que cualquier otro evento en la vida de una persona”.
 

Adams consigue con “Prisione” un muy buen disco, son 43 minutos de gran calidad. Dolor y tristeza que en este disco funcionan como un bálsamo. En las típicas calificaciones de 5 estrellas sin lugar a dudas Ryan Adams se alza con 4.