A 12 años de la emisión de la cámara oculta en que se veía a su exmarido, el cirujano Alberto Ferriols, teniendo relaciones amorosas con travestis en su propio consultorio, un fallo condenó a la productora Eyeworks Cuatro Cabezas, el canal América y los periodistas Jorge Rial, Luis Ventura, Daniel Tognetti y Miriam Lewin a abonarle casi 30 millones de pesos a modo de indemnización e intereses. Como consecuencia, ahora, Beatriz Salomón siente que se ha hecho justicia.

 

"Después de 12 años de mucho dolor, donde pasé de todo, empezando por la censura todos hicieron una tragedia de mi vida, todo se convirtió en un infierno, todo lo que te pueda decir es poco", dijo la actriz de Extinguidas en una entrevista con La Once Diez/Radio de la Ciudad.

 

Al respecto, la sanjuanina agregó: "Traté de salir adelante, estoy endeudada, tuve que vender mis pieles, mis joyas, mi ropa cara, tuve que pedirle plata a mis amigos. (...) Yo estaba en el tope, y me bajaron de un ondazo. Sólo espero que estos sinvergüenzas no se atrevan a apelar".

 

"Todos los productores decían 'no la contraten a Beatriz Salomón' porque después le tenían miedo a Jorge Rial y Luis Ventura, a que se les pusieran en contra", apuntó. "Son los que me han arruinado, los que me citaron a mí y a mi exmarido para ver cómo yo me enteraba en vivo todo lo que no sabía". Además, la exchica Olmedo aseguró que toda esa exposición puso en riesgo la tenencia definitiva de las dos hijas que había adoptado con Ferriols unos años antes.

 

"Yo no me merecía esta injusticia, porque no hice nada", concluyó.

 

Fuente: La Nación