Tras muchas idas y vueltas, Diego Maradona estuvo ausente en la fiesta de casamiento de su hija mayor, Dalma. Un partido clave del Fujairah FC, equipo de los Emiratos Árabes Unidos que es dirigido por el astro, fue uno de los motivos que llevaron al padre de la novia a desistir de viajar a Argentina.

Maradona estuvo concentrado junto al resto del plantel en Dubai, de cara al encuentro con Al Arabi que definía si su club asciendía o no. Por lo tanto, la mayor resistencia para poder ausentarse la encontró en el jeque que es propietario del club, que le recordó al exfutbolista que sólo podría justificarse "si viajara por el nacimiento o la muerte de un familiar directo".

Finalmente, Diego se quedó en Dubai, su equipo ganó 2 a 0 y el DT publicó un extenso comunicado en Instagram sobre el partido, con una sola frase alusiva a la boda: "Estoy muy contento, a pesar del sacrificio".

Fuente: La Nación