Rubén Rada, desde Uruguay; y el grupo Savia Andina, desde Bolivia, le pondrán color musical al ya tradicional espectáculo, que este año contará con los locales Viento nuevo.

 

El cerro Alcázar volverá a iluminarse para recibir la sexta edición del Concierto de las Américas. El próximo sábado 7 de octubre el imponente escenario natural calingastino recibirá al uruguayo Rubén Rada y al grupo boliviano Savia Andina. Por un lado un destacado del candombe rioplatense y por el otro la música del altiplano interpretada con un conjunto de renombre internacional. Es la propuesta para el tradicional concierto, que habitualmente se hizo en abril cerca del 14, Día de las Américas; pero este año por cuestiones de agenda pasó a octubre, igualmente cerca de una fecha alusiva, como el 12 de octubre.


"Es un evento que se ha consolidado, que esta instalado, que lo promocionamos a nivel turístico, y tiene que ver con destacar la búsqueda de shows de alta calidad con este perfil de una mirada latinoamericana; reunir nivel artístico y el rasgo sudamericano", dijo a este diario la ministra de Turismo y Cultura, Claudia Grynszpan.

 


El espectáculo es gratuito, pero dado que el espacio que se puede destinar en el corazón de esta formación rocosa es de 2 mil personas, desde el gobierno se dispuso de mil invitaciones que se podrán retirar en los próximos días de manera anticipada en la ciudad de San Juan y que otras mil sillas se dejarán para ser ocupadas por orden de llegada. "De esa forma podemos garantizar que las personas que van a viajar a ver su evento puedan tener su entrada anticipada y los que viven cerca o los habitantes de Calingasta que quieran ir será por orden de llegada" dijo la funcionaria.


Sobre la puesta, Rolando García Gómez destacó la elección de Rada y Savia Andina, a quiénes elogió como "estandarte de la música del altiplano". "Es un logro poder tenerlos a ambos, como el año pasado a Illapu. Le da prestigio al concierto, nivel y le da posibilidad poder proyectarnos hacia afuera con mucha fuerza", estimó.


En la previa del recital, previsto para las 20 hs., además actuará un grupo de jóvenes calingastinos, Viento nuevo, que hace música andina y según recuerdan, serán los primeros artistas del departamento en sumarse al concierto del Alcázar. También estará la feria de artesanos que suelen armar en el ingreso, y como en otras ediciones habrá entre el público alumnos de las escuelas del departamento, elegidos entre los que manifiestan tener aptitudes artísticas y que el municipio traslada hasta el lugar.


"Lo musical y artístico es una de las patas del concierto, lo otro es revalorizar el lugar, tiene que ver con el paisaje. Es increíble como cuando cae el sol los colores del cerro cambian", dice García Gómez, quien además de director artístico del concierto, es el creador de esta propuesta.


"La puesta de luces va mejorando cada año, cambia. No es fácil porque es inmenso el lugar y todos los años como el cerro va sufriendo algunas modificaciones naturales, nos encontramos con algunas cosas distintas, la postal es diferente cada edición", dice sobre este concierto que el año pasado tuvo a los chilenos Illapu, y en 2015 a Gustavo Santaolalla y Jaime Torres. En 2014, por problemas con los dueños de las tierras el gobierno no pudo realizar el evento. Antes también se maravillaron con el colorido cerro Víctor Heredia y el Chango Spasiuk.