Después del Wanda Gate, cuando Wanda Nara le puso “me gusta” en las fotos al novio de Sofía Jujuy Jiménez, la modelo salió a aclarar la situación y desde entonces se mantuvo bastante al margen de los medios. Sin embargo, en las redes sociales continuó activa y, sin pensarlo, publicó una foto con un caballo por la que terminaron acusándola de maltrato animal.

Jiménez fue duramente cuestionada por sus seguidores en la sección de comentarios después de compartir una imagen en la que se la ve posando sensualmente arriba de un caballo. A los usuarios de las redes no les pareció correcto que la modelo se contorcione sobre el animal y la acusaron de maltrato.

“Este finde me hice un nuevo amigo. No soy muy animalera pero reconozco que cada vez que me conecto con algún animal me regala algo distinto. Los caballos, por ejemplo, me transmiten mucha paz; me tranquilizan y hacen que encuentre ese equilibrio sintiéndonos... Es hermoso”, escribió inocentemente Sofía, sin imaginar la polémica que desataría minutos más tarde.

Algunos de los comentarios que recibió al respecto decían: “¿Estás cómoda acostada en la columna del caballo? ¿Eso es respeto y conexión? No es un objeto. Dejemos libres a los animales. Esa es la única base de conexión. El respeto. No comparto para nada está publicación”; “Hay que dejar de seguirla porque últimamente está haciendo bastante estupideces, estamos luchando por los maltratos de animales, por nuestra fauna y a esta no le importa nada”; “Podés mostrarte sin estar jodiendo lo al caballo. No es un mueble dónde apoyarse... No caigamos en tanta chotada”; “Dejen al animal en paz”; “Madurá, no es un sillón”; etcétera.

Cabe destacar que entre las imágenes que compartió, también publicó unos videos en donde se puede ver a su novio, Bautista Bello, que es polista profesional, acicalando al caballo, cepillándole las crines y trenzándoselas.

Hasta el momento, Sofía Jujuy no se ha expresado al respecto de las críticas. En sus historias se puede ver que ayer estuvo presente en un partido de polo en el que jugaba el hijo de su novio y luego cenando con su pareja en un costoso restaurante.

Fuente: La Voz