Pusieron garra, sudor y lágrimas arriba del escenario. Sin embargo, las delegaciones que representaron a San Juan no pudieron alcanzar el puntaje necesario para superar a sus adversarios, tanto en la 40ma. del Pre Cosquín 2011 como en la 46ta. edición del Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María.

En el primer certamen, aunque no consiguieron ganar su pasaporte al escenario del encuentro mayor del folklore como es Cosquín, los finalistas -La nueva vertiente, Anabel Molina y Diego Villegas- compitieron con subsedes de todo el país, mostrando lo mejor de la provincia en la última luna que comenzó el sábado y terminó ayer cerca de las 6 de la mañana.

Por otra parte, en el campo de Jesús María, la delegación de jinetes locales corrieron con igual suerte y no lograron clasificar para el año próximo.



Pre Cosquín

El equipo de músicos, cantantes y bailarines sanjuaninos que fue al Pre Cosquín tras clasificar en los selectivos que se efectuaron en la provincia, estuvo integrado por Ernesto Villavicencio como solista vocal masculino de tango, La Nueva Vertiente como conjunto vocal, Areche trío en conjunto instrumental, Sebastián Olmos en malambo individual, El Pergenio en conjunto de malambo, Marisel Illanés y Javier Farias en pareja de baile, la Agrupación San Juan en ballet y Raúl Astorga en canción inédita.

Sin embargo, de todos ellos, solamente pasaron a la ronda definitoria, -que se celebró el sábado pasado-: La Nueva Vertiente en la categoría conjunto vocal, Anabel Molina como solista femenina y Diego Villegas como solista vocal masculino.

"No pasó ninguno de los nuestros. Lamentablemente, no tuvimos la suerte de que algún sanjuanino estuviera dentro de la grilla del Festival de Cosquín. Pero hay que recalcar que la delegación recibió muy buena devolución por parte del jurado, pese a la fuerte competencia. Eso es muy importante", expresó como balance, Eduardo Oro, el encargado de la embajada artística.

En la evaluación desde la vereda de los protagonistas y luego de su bautismo de fuego en este certamen, Villegas señaló que tener la oportunidad de participar de este concurso: "Fue muy positivo para saber a qué nivel estamos y conocer la reacción de la gente. Esta fue mi primera vez, pero me gustaría volver el año próximo porque me quedó un gustito a poco. Si regreso, me parece que tendría que mejorar el repertorio', dijo el cantante que en la última ronda presentó la chacarera "Luz de mis ojos" de Onofre Paz. "Gracias a Dios, actuar en este encuentro nos trajo invitaciones para las peñas del Festival de Cosquín y también para viajar a Buenos Aires en marzo, para participar de un programa de TV de Canal Encuentro y del ciclo radial de Fabián Palacios, el locutor oficial de Cosquín", agrega como evaluación.

En tanto, como parte de la banda de músicos de Anabel Molina quien en la final interpretó La Zamba del Silbador, Jonathan Vera -que retornó al concurso, luego de competir en 2008 en el rubro conjunto instrumental con el dúo Vera Figueroa- destacó: "es una lástima no haber podido ganar, pero hay que tomarlo como una buena experiencia".