Tras una tormentosa separación el año pasado, Vicky Xipolitakis (31) apostó otra vez al amor. Desde que terminó su relación con José Ottavis (36), en mayo de 2016 la rubia mediática optó por la soledad. Pero alguien la deslumbró hace algo más de 2 meses, durante unos días de descanso en Punta del Este. Y conquistó su corazón.

 

Fue amor a primera vista. Rápidamente, la vedette descubrió que tenía muchos gustos en común con él y, aunque hasta ese momento estaba cerrada a toda propuesta, se comenzó a enamorar. Él, que divide sus días entre Argentina y Nueva York, donde trabaja, la invitó a Estados Unidos. Y el viaje fue un camino de idea: ya nunca más se separaron.

 

Se trata de Javier Naselli, un importante directivo del banco UBS. Tiene 52 años y, según cuentan allegados a la pareja, está cada día más enamorado de la vedette. "Le encanta, quiere casarse con ella y tener hijos", aseguraron desde su círculo íntimo.


En las redes sociales, Xipolitakis se muestra la mayoría de las veces sola, y circunstancialmente con su amigo fotógrafo Lissandro Kaell. Pero aunque comparte fotos a diario de sus lujosos paseos por Nueva York, prefiere no hacer mención a su pareja, como si no existiese.

 

Los que sí hablaron fueron sus conocidos. Y hubo un motivo realmente alegre para que lo hagan. En los últimos días, Naselli le propuso formalmente un noviazgo a Xipolitakis. Y lo hizo con un regalo increíble: un costoso reloj de con diamantes que dejó sin aire a la mediática. Ella, emocionada, se lo contó a sus íntimos, y la información no tardó demasiado en filtrarse.


Allegados a la Griega afirman que su filosofía por estos días es que "todo fluya y que nada influya". Y por lo visto así se está tomando las cosas Xipolitakis. Si hasta se animó a meterse en el mundo del polo, un deporte que él juega como aficionado y casi que pasa más tiempo en Estados Unidos que en Buenos Aires. ¿Blanqueará?