Finalmente llegó el día y unas 800 personas tienen su entrada. Esta noche subirá a escena Cantata de

puentes amarillos, el homenaje a Luis Alberto Spinetta con producción del Teatro Municipal y del que participan cerca de 40 artistas sanjuaninos.

 
Las entradas para la función de hoy se agotaron rápidamente y por eso abrieron una segunda para mañana, que también tiene localidades agotadas, una respuesta pocas veces vista para un show programado en el Municipal, según confiesan desde el mismo teatro. 


Es que el espectáculo convoca por el repertorio, que es nada menos que una selección de la obra del fundador de Almendra; pero además por la variedad y calidad de los músicos y cantantes elegidos, que le pusieron el cuerpo y el talento a piezas complejas.  


 Algunos de ellos adelantaron a DIARIO DE CUYO qué canción les tocó y de qué manera la abordaron. 

 

Poseído del alba/ Kika Alonso-Bruno Torino 

"Es un hermoso tema realmente. Hay algunas partes a dos voces y otras al unísono, como para darle distintos climas e intensidad. Como el otro tema que canto, Canción para los días de la vida, lo encaramos por el lado de las armonías y la manera de decir las cosas, de entregar el bello mensaje de estas canciones", dice Kika.  


Torino: "Tocar con todos estos músicos es un honor, son personas grandiosas. La canción está basada en la original, hay algunos arreglos para el dúo. Nunca había tocado Spinetta pero escucho al Flaco desde la panza de mi mamá, de toda la vida. Son impresionantes todas las canciones". 

A Starosta, el idiota / Pablo Salla  


"Es una canción hermosa, es la que más me gusta, por suerte me tocó sin pedirla. Tiene una influencia de The Beatles. Es rara, muy linda. También canto Lo que nos ocupa es esa abuela, la conciencia que regula el mundo, que es muy rockera, clásica, con la música de L-Funk-T que son todos muy buenos, me siento un nene, pero ellos me dan confianza".  

 
Plegarias de un niño dormido / Fabricio Pérez  


"Debe ser una de las primeras canciones que conocí de él. Y tratar de estar en ese clima, de imitarla, es un compromiso emocional. Hemos querido respetar mucho los arreglos originales. También hago la primera guitarra en Cantata de Puentes amarillos, es una responsabilidad porque es tema muy complejo". 
 

 
Ana no duerme/ Grachi Moreno 


"Estoy dentro de los que llaman la 'banda legendaria' porque tenemos más de 30 años haciendo música. Hemos respetado la versión original, poniendo un poquito de nuestro power rockero y jugando con las voces. El haber sido convocados para este homenaje nos llenó de orgullo, y compartir con músicos sanjuaninos grosos hace que lo disfrutemos más". 

 

Libros de la buena memoria / Tito Medina 


"Cuando yo la cantaba de chico como que significaba otra cosa. Para mí Spinetta era el ídolo máximo. Eran insacables sus temas además, si lo sacabas eras un capo. Creo que antes no lográbamos entender lo que quería decir, él estaba a otro nivel. Ahora este tema representa tantas cosas, me toca mucho". 

 


 
Castillo de piedra/ Noelia Cortez 


Fue hermoso, la había escuchado pero no cantado. Es un tema rockero para el estilo de Spinetta y cuando me llamaron me dijeron 'es perfecto para vos'. Le hicimos algunas cosas nuevas a la canción y canto junto a la banda Búho. Fue una muy buena experiencia". 
 

 
Alma de Diamante / Dúo Mixtura 


Pierina Ciallella: "Desde el primer momento nos conectamos con un profundo respeto y admiración por el Flaco Spinetta. Este tema es una oración para nosotros, por ello está preparado con un cariño más que especial. Estamos muy agradecidos y dispuestos a abrir un portal al cielo con nuestras voces". 

Muchacha ojos de papel / Marcelo Bartolomé - Emmanuel Pagliari 


"Somos tres músicos de proyectos distintos pero que juntos, trabajamos armonizando nuestras voces, arreglando el tema, pudimos disfrutar de este increíble homenaje", dice Bartolomé.  
Pagliari: "Trabajamos la estructura de la canción pensando que como es una canción tan popular la gente la cante con nosotros. Trabajamos a tres voces, dos guitarras. Le agregamos un intermedio bonito y unas partes cantadas a capella para que el público cante. Esta canción es tan representativa del Flaco, es un tema muy dulce".