En Virginia Beach. El incidente de ayer en Virginia Beach fue considerado como el tiroteo más mortal en lo que va del año en EEUU.


Un empleado descontento abrió fuego en la tarde de ayer en un centro municipal de Virginia Beach (Estados Unidos), matando a 11 personas y dejando heridas al menos a otras seis antes de que muriera, dijo el jefe de la Policía de la ciudad.

El jefe James Cervera dijo que las circunstancias precisas del tiroteo siguen bajo investigación. Entregó pocos detalles de lo que se sabe, pero informó que un agente de policía fue uno de los heridos de bala y sobrevivió.

Cervera dijo que el sospechoso era un empleado que llevaba tiempo trabajando para el municipio al que describió como "descontento".

El tiroteo comenzó, según Cervera, poco después de las 16.00 hora local en el Edificio Dos del complejo municipal en EEUU, una instalación que alberga a las oficinas de obras públicas y servicios de la ciudad junto al ayuntamiento. "Este es el día más devastador en la historia de Virginia Beach", dijo el alcalde Bobby Dyer en una conferencia de prensa con el jefe de Policía. "La gente involucrada son nuestros amigos, compañeros, vecinos, colegas", agregó.

El incidente de ayer fue considerado como el tiroteo más mortal en lo que va del año en EEUU.

Cervera no precisó de inmediato la condición de los lesionados ni la identidad del atacante, que empezó a "disparar indiscriminadamente". Según el oficial, el atacante falleció después de enfrentarse a dos agentes que ingresaron al lugar. Entre los heridos se encuentra uno de los policías, que según Cervera salvó su vida gracias al chaleco antibalas. Cervera tampoco confirmó durante cuánto tiempo se produjo el tiroteo y pidió comprensión, al indicar que se trata de una "escena enorme".