En época de vacaciones, muchos turistas argentinos eligen al país vecino para ir a pasar sus días libres a la playa. Sin embargo, no es todo carnaval en Brasil: el Ministerio de Salud anunció que iniciarán una campaña de vacunación fraccionada contra la fiebre amarilla para evitar un brote epidémico.

 

La campaña se realizará entre febrero y marzo en tres estado de Brasil: San Pablo, Río de Janeiro y Bahía. La campaña de vacunación pretende alcanzar a 19,7 millones de personas en los tres estados, de las cuales 15 millones recibirán dosis fraccionadas (0,1 ml)y otras 4,7 millones dosis estándar (0,5 ml).

 

"Estamos alertando, no estamos alarmando. El Estado tiene la situación bajo absoluto control. No va haber epidemia o pandemia, pero infelizmente vamos a tener más casos", sostuvo el secretario de Salud del estado de San Pablo, el médico David Uip.

 

La coordinadora del Programa Nacional de Inmunización del Ministerio de Salud, Carla Domingues, explicó que la fiebre amarilla suele contraerse entre los meses de diciembre y mayo. "Para evitar que eso ocurra, estamos anticipando la vacunación porque el virus entró en área con elevado densidad de población", declaró Domingues.

 

La campaña, oficialmente, comenzará en San Pablo el 3 de febrero. Sin embargo, ante el aumento de los casos, miles de ciudadanos de diferentes ciudades hicieron filas en los últimos días para recibir la vacuna contra la fiebre amarilla.