La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ratificó que algunos de los incendios que arrasan el centro del país fueron provocados de forma intencional, e informó que son 43 los detenidos por su eventual participación en el origen de 38 focos que ya causaron 11 muertos, 400.000 hectáreas quemadas, más de 1.000 casas calcinadas y 3.000 evacuados.



La Mandataria dijo que están "seguros de que sí hubo intencionalidad en algunos de los focos" y ratificó que "van a perseguir las responsabilidades hasta el final", difundió la agencia Ansa.



Bachelet añadió que "no todos son con intencionalidad dolosa, hay algunos que son por negligencia, pero se están investigando y se va a perseguir las responsabilidades hasta el final", y precisó que no se trata de un grupo específico o extranjero, sino que todos los detenidos "son compatriotas" chilenos.



En relación a la ayuda internacional, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) detalló que los bomberos voluntarios argentinos se desplegaron en la Región Metropolitana, los franceses en O'Higgins, los peruanos y portugueses en el Maule, los españoles y colombianos en el Biobío y los mexicanos en la región de La Araucanía. En los próximos días se espera además el arribo de contingentes de Brasil, Venezuela y Panamá.

 

El fuego que desde el 15 de enero arrasa el centro de Chile se constituye en uno de los incendios forestales más devastadores del planeta, al que combaten 9.000 efectivos, entre ellos decenas de brigadistas argentinos.
 

 

Fuente: Infobae