El video, filtrado desde el mismo interior del penal amotinado, muestra a un grupo de reos en el techo de la cárcel de Alcaçuz gritando de manera desafiante. Lo que más repiten: "Churrasco do PCC" (churrasco de PCC), y muestran una fogata y a reclusos del cártel narco Sindicato do Crime sosteniendo un palo con carne incrustada. Según ellos, son los restos de sus rivales, del Primer Comando de la Capital.
 

 

 

El video es impactante, porque muestra cómo asan la carne humana, se arengan por haber asesinado a sus contrincantes y se preparan para comérsela. Los presos de Alcaçuz, en el estado brasileño de Rio Grande do Norte, llevan 11 días amotinados.
 

Las autoridades no logran retomar el control y las imágenes de los reclusos en los tejados de la penitenciaría, situada en la región metropolitana de Natal, hace pensar que la normalidad está muy lejos de retornar.