Había preparado su habitación con esmero. Toda la familia estaba pendiente de su embarazo y ya sabían desde hacía tiempo el nombre con el cual la llamarían. Pero lo que Danijela Kovacevic, de Serbia, no creyó nunca es que caería en un profundo "sueño" que duró siete años antes de poder conocer a su hija, Marija, nacida en 2009.
 

Danijela antes y después del coma.

 

Durante el trabajo de parto, Danijela experimentó un severa sepsis que envenenó su sangre y quedó en coma. La mujer se convirtió en una de las pacientes que más tiempo pasó en coma en Serbia. Cuando abrió los ojos, los médicos se mostraron sorprendidos.
 

"Son recuperaciones menores, pero Danijela está mucho mejor que antes. Está más viva. Recuperó peso, tiene hambre, sonríe y reacciona", dijo su padre Djor

dje Kovacevic.
 

 

Pero la familia enfrenta un problema: los costos del tratamiento. La mujer permanecerá tres meses en el centro médico, lo que resulta escaso para su completa recuperación. Pero estar más tiempo allí demandaría por lo menos 50 mil euros más. Es por eso que sus amigos y allegados lanzaron una campaña para recaudar fondos.