San Juan, 30 de enero.- Las víctimas mortales durante los disturbios en Egipto llegaron hoy a al menos a 150, informaron agencias de noticias árabes. Las nuevas víctimas se registraron en varias cárceles a las afueras de El Cairo, de la que se fugaron los presos. Además miles de personas continúan manifestándose en las calles en contra del régimen de Hosni Mubarak.

Las protestas se desarrollan en el centro de El Cairo para pedir la renuncia del presidente egipcio y de los recién nombrados vicepresidente, Omar Suleimán, y primer ministro, Ahmed Chafic. "El pueblo quiere la caída del régimen", "¡Mubarak vete!", coreaban los manifestantes congregados en Midan Tahrir, la "Plaza de la Liberación" en el centro de la capital, que vive desde el martes al ritmo de una revuelta popular que dejó más de un centenar de muertos en el país.

Mientras tanto, el ejército rodeó el centro de El Cairo con tanques de asalto y el presidente se reunió con jefes militares. El vicemandatario Omar Suleiman, el ministro de Defensa, Mohamed Hussein Tantawi, y el jefe de Estado Mayor, Sami Al Annan, también participaron del encuentro. Recordemos que diversos enfrentamientos opusieron en los últimos días a manifestantes antigubernamentales y la policía, que no se ve en las calles de El Cairo, donde los ciudadanos se encargan ellos mismos del tráfico y se reagruparon por barrios en comités armados para defenderse de los saqueos.

"El gobierno quiere que la población piense que Mubarak es la única opción frente al caos", estima Sameh Kamal, un joven manifestante, haciéndose eco de la idea muy extendida de que el régimen quiere sembrar la anarquía.